Compartir en:

Innovación

Los Think tanks

Los Think tanks

¿Qué hacen durante 3 días encerrados en una sala empresarios, artistas y personalidades del mundo del deporte o la comunicación?: Simplemente magia. Eso es para mí un Think tank: hacer magia. En términos más formales un Think tank («tanque de pensamiento») o laboratorio de ideas es una institución o grupo de expertos de naturaleza investigadora, cuya función es la reflexión intelectual sobre asuntos de política social, estrategia política, economía, militar, tecnología o cultura. El concepto moderno de Think tank tiene un origen militar, ya que en la Segunda Guerra Mundial se refería a un recinto cerrado en el que científicos y militares se reunían para debatir asuntos estratégicos.

Novena edición del Talentya

Este año mi agenda me ha permitido ser uno de los 25 privilegiados participantes del encuentro Talentya, http://talentya.com/: un Think tank caracterizado por la calidad de sus componentes, la confidencialidad así como la generosidad de sus organizadores y asistentes. En esta 9ª edición se han consolidando como un punto de encuentro y pensamiento de personajes de distintas disciplinas y sectores, realmente único. Para que os hagáis una idea asistieron personalidades como José Mota, Lola Herrera, Miguel Poveda, Vicente del Bosque, Lorenzo Fluxá, Maria José Hidalgo ó Jorge Cosmen. Todo brillantemente conducido por el ingenio de Mago More.

Con una lista de asistentes tan diversos y de trayectorias tan distintas se crea una energía y una creatividad únicas. Además la gente se relaciona con intención a cambio de nada, -sin intereses ni corazas-, lo que permite crear una atmósfera casi mágica que hace fluir muchísimas interioridades y crea un clima de confianza e igualdad imposible de conseguir en otros entornos.

La edición de este año se basaba en el concepto del ‘compartir’, algo tan importante en la sociedad en la que vivimos. Se me hace difícil trasladar todo el conocimiento, aprendizajes e inspiraciones que he recibido en estos días, tan sólo me quedo con un concepto: sí se puede. Si en tan pocos días personajes tan importantes e influyentes se han desnudado espiritualmente, de qué no seremos capaces el resto. Es vital el compartir conocimientos y ser generosos los unos con los otros, con el fin de crear un mundo mejor.

Por Talentya han pasado casi 400 personas a lo largo de estas ediciones, lo que empieza a convertir esta iniciativa en uno de los Think tanks más importantes de nuestro país, y espero sirva de ejemplo para que se creen muchos más. Nuestra sociedad necesita más sociedad civil y más pensamiento, que nos ayude a crear una cultura que anteponga el talento al dinero o al apellido. Sólo prosperaremos como sociedad si cambiamos nuestro concepto de éxito, trasladándolo de la parte más material hacia una mucho más intelectual. Sólo de esta manera generaremos progreso de verdad, en un país necesitado de ello y en un momento tan clave con el que vivimos: la tercera revolución industrial de las nuevas tecnologías y el conocimiento.

¡Larga vida a los Think tanks!