Compartir en:

La importancia de la internacionalizar las pymes

Nunca como antes ha sido tan importante y tan oportuno internacionalizar una pyme. A diferencia de lo que opinan muchos, no es tan solo el tamaño un condicionante para internacionalizarse, sino la persistencia, la inteligencia y la ambición.

Yo trabajo en una multinacional española presente en más de 180 países y he tenido la suerte de asesorar en la internacionalización de muchas empresas y de hacerlo con la mía propia hace una década. Desde luego es excitante, una gran oportunidad, pero sin duda es un proyecto de gran dificultad y no desprovisto de riesgo financiero.

Pasos a seguir para la internacionalización

Antes de iniciar un proceso de internacionalización, ¿qué es lo que tiene que hacer un ejecutivo o empresario de pyme? Lo primero es idear una buena estrategia comercial que le permita dar los siguientes pasos:

  • Diseñar un plan de internacionalización exhaustivo: Hay que tener claro dónde estás y adónde quieres llegar, analizar que te diferencia de la competencia, y la viabilidad de tus productos o servicios en el extranjero.
  • Hacer un estudio de mercado: Hay que conocer la legislación, el mercado, la cultura, la lengua y las costumbres de los países en los que se quiere trabajar.
  • Estudiar qué han hecho las grandes multinacionales: Las empresas internacionales establecidas en los países target nos pueden dar muchas pistas de cómo hacerlo.
  • Apoyarse en expertos: Organismos como el ICEX o las cámaras de comercios pueden ser buenos asesores.
  • Viabilidad económica: hay que ser exhaustivo en los costes y aranceles, para evitar futuros sustos.
  • Plan de Marketing: Conocer a los clientes y comunicarles adecuadamente los beneficios del producto o servicio son claves para el éxito. El ser conocido en España no es garantía de nada en el extranjero.

Qué no se debe hacer en una ‘internacionalización’

Pero más importante que lo que hay que hacer, es sobre todo lo que no debe hacer:

  • Actuar en el mercado exterior igual como en España.
  • No tener un plan claro y dejarse guiar por la intuición.
  • Pensar que la internacionalización es un camino de rosas.
  • Plantear un planning imposible de cumplir.
  • No dejarse asesorar por expertos locales o con experiencia internacional.

Diez mercados más interesantes para iniciar exportaciones

Los diez mercados más interesantes para una pyme española para iniciarse en la exportación son:

  • Francia es el país con más exportaciones españolas según el ICEX, lo que representó un 15% en 2016.
  • Alemania: Segundo socio comercial de España, cuenta con 80 millones de habitantes con una elevada renta per cápita.
  • Reino Unido: Pese al Brexit, es una de las mayores economías del mundo y un buen puente para Estados Unidos.
  • Italia: Un mercado con muchas similitudes al español, especialmente en la cultura y el estilo de trabajo.
  • Portugal: Podríamos decir que es el país más hermanado con España, tanto geográfica como culturalmente.
  • Marruecos: Es el segundo mercado al que más exportan las empresas españolas fuera de la UE.
  • Estados Unidos: La mayor economía del mundo y con infinidad de oportunidades para buenos proyectos.
  • Chile: El país latinoamericano más estable y con excelentes perspectivas económicas, con muchos lazos culturales.
  • Argentina: España siempre ha sido un gran socio comercial y nos abre las puertas del Mercosur.
  • Emiratos Árabes: Un territorio con infinidad de posibilidades, rico en recursos y con buenas relaciones bilaterales con España.

Una vez hemos tomado el pulso a la internacionalización hay otros mercados maduros muy interesantes, pero más sofisticados que debemos abordar como: Holanda, Suecia, Israel, Turquía, Rusia, Canadá, Sudáfrica, China, Japón ó Australia.

O también se puede optar por incrementar el riesgo y el posible beneficio con países emergentes como México, Colombia, Irlanda, Polonia, Ghana, Tanzania, India, Irán, Indonesia o Tailandia.