Compartir en:

Mobile World Congress 2018: avances en forma de humo

Siguiendo tradiciones, un año más Barcelona ha recibido el ‘Mobile World Congress’, una edición marcada por la diferencia con respecto a otros años.

Y es que en la última década cuando hablábamos de móviles caíamos en un claro espacio que estaba en crecimiento constante. Sin embargo, este año los asistentes a esta cita ineludible de la tecnología han aterrizado con unos datos menos alentadores: en 2017 las ventas de telefonía móvil han descendido en todo el mundo.

¿Estamos entrando en una nueva etapa? La revolución de la telefonía móvil dio lugar al inicio de la era de las aplicaciones, las tablets, y la estrategia a seguir por las propias operadoras. En esta pasada edición del ‘Mobile World Congress’ ya se ha dejado ver esta tendencia, no a poner pausa, sino a poner freno a un mercado que estaba creciendo exponencialmente.

Más allá de este contexto que ha impregnado el congreso, la cita ha mostrado muy pocas novedades en tema de hardware y mucho discurso alzando voces hacia el esperado 5G. Quedando muchas preguntas en el aire como: ¿cuándo lo veremos ya como algo real?

Tampoco es algo que podamos achacar a las operadoras, y es que el 5G no podrá comenzar a elevar anclas sin acuerdos ni las licencias necesarias: por lo que hasta cierto punto son promesas con poca realidad, avances en forma de humo.

Si hay una conclusión clara es que este camino ralentizado del mundo de la telefonía lo marcan también espacios como el ‘Mobile World Congress’ y ésta ha sido la tónica que ha definido la edición de este 2018.