Compartir en:

Somos lo que comemos: #veggie #sin #bio

Esta semana pasada ha tenido lugar en mi querida Barcelona la cita ineludible del mundo de la alimentación: ‘Alimentaria’, con innumerables novedades y tendencias.

Es evidente que el nuevo consumidor, la distribución y su presión con las marcas propias y el e-commerce, está empujando a toda la industria reinventarse y poner foco, más que nunca al I+D+i.

Las grandes marcas de alimentación están liderando las nuevas tendencias, que se enmarcan en el mundo vegetariano, vegano, la salud y el gusto por los productos bio y eco, principalmente por la gran inversión en innovación que requieren.

Además nos hemos convertido en consumidores perezosos, por lo que el ‘ready to eat’ se impone, sin perder las apelaciones, a lo tradicional a lo artesano e incluso a lo divertido como la cerveza de ‘Pimiento de Padrón’ de Estrella de Galicia.

 Algunas de las últimas tendencias de la feria de este año, las comparto a continuación:

Nuevos Ingredientes, la avena:

Como ocurrió hace unos años con la soja, la avena será el nuevo maná de los veggies. Sucedáneos del yogur o batidos de cacao llevarán este nuevo componente.

Adiós a la carne:

Embutidos, quesos, hamburguesas, y un sinfín de productos vegetarianos para el nuevo consumidor, que no se fía de la producción cárnica, después de todos los escándalos de los últimos años y los avisos de la OMS.

0,0% en todo:

Se eliminan todos aquellos ingredientes ‘poco saludables’ como la sal, la azúcar, lactosa, alcohol. Lo más curioso me ha parecido la ginebra sin alcohol o la salsa mayonesa sin huevo.

Ecológico y Bio:

Se amplían y mucho las categorías con esta denominación, como son las leches de lactancia, papillas para bebés.

Más Gourmet:

Caviar de trufa liofilizado, aceite encapsulado, confeti de jamón, turrón liofilizado, polvo de trufa deshidratada, aceitunas encapsuladas (de Albert Adriá) o huevos cocinados a baja temperatura, son algunas de las ‘exportaciones’ de los grandes restaurantes o chef a los supermercados.

+ ready to eat:

Por fin un bocata de calamares congelado, para calentar y comer, o un tartar de cebiche de langostinos congelados, nos permitirán ahorrar tiempo en la cocina con gran variedad de platos.

Lo que está claro es que necesitamos mejorar nuestra alimentación. La OMS y la FAO recomiendan un mínimo de 400 gramos diarios de fruta y verduras. Sin embargo, su consumo en España descendió un 3,4% en pasado 2017. Asimismo, según la OMS, un consumo eficiente de estos alimentos podría contribuir a salvar 1,7 Millones de vidas, si se aumenta el consumo actual.