Compartir en:

Caso de éxito de integración de refugiados

En el mundo hay 236 millones de inmigrantes, según Naciones Unidas. De los cuales el años 2017 más de 65 millones fueron refugiados y se han visto obligados a abandonar sus hogares a causa del conflicto y la persecución.

Mapa del mundo de acuerdo a los porcentajes de población inmigrante respecto del total, por país:

+ del 50% 20% al 50% 10% al 20% 4% al 10% 1% al 4% – del 1% sin datos

En Europa como en Estados Unidos, es una problemática que urge poner solución, pero, mientras los gobiernos estudian vías de ayuda, hay que recordar que NADIE abandona su hogar por gusto, y que TODO el mundo tiene derecho a un futuro mejor.

CoWorking de ayuda al refugiado: WeWork

Por ese motivo, me ha gustado una iniciativa de la empresa de coworking WeWork. La compañía, que tiene ubicaciones en 73 ciudades, comenzó a trabajar con refugiados en un proyecto piloto a principios de 2017, cuando los empleados en Nueva York se acercaron a una oficina local del International Rescue Committee para invitar a los refugiados a solicitar empleos.

Seis meses después habían contratado a más de 50 empleados y el piloto fue tan exitoso que comenzó a crecer orgánicamente en Chicago y Boston. Para noviembre, la compañía había decidido establecer un objetivo más amplio: durante los próximos cinco años, contratará a un total de 1.500 refugiados.

WeWork tiene 5.500 empleados, pero está creciendo rápidamente y tiene un compromiso similar de contratar 1.500 veteranos de guerra en Estados Unidos. En el momento en que asumió el compromiso de contratar refugiados, el CEO de WeWork, Adam Neumann, dijo que no era una declaración política. WeWork acaba de ver que el piloto funciona bien y ha visto el programa como una forma de ayudar a abordar un problema global.

Resultados del proyecto a nivel mundial

Hasta la fecha, la empresa ha contratado a 150 refugiados de más de 25 países, incluidos Siria, Afganistán, Nigeria y el Tíbet, en 10 ciudades de los Estados Unidos y el Reino Unido. Pero la compañía también está comenzando a probar nuevos programas para apoyar el avance.

La compañía también está trabajando con Upwardly Global, una organización que ayuda a ubicar talentos de refugiados altamente calificados, para ocupar puestos en finanzas, informática y operaciones.

Otras compañías tienen programas similares como el que Starbucks anunció que de 2017 y hasta 2022 va a contratar a 10.000 refugiados en todo el mundo , aunque se enfrentó a una reacción violenta de parte de algunos clientes (y elogios de otros).

Inspiración para otras empresas

WeWork espera inspirar a otras compañías a hacer compromisos similares, como a sus 50.000 compañías miembros, a contratar refugiados ellos mismos.

Es probable que los refugiados que han sido contratados permanezcan en el trabajo. Por el momento, la tasa de retención es de alrededor del 80%. La compañía ha tomado algunas medidas para ayudar a los recién llegados, incluyendo almuerzos mensuales que presentan a los trabajadores refugiados a otros en el personal y programas de tutoría que emparejan a los refugiados en el programa de codificación con miembros técnicos y no técnicos del equipo. Planea usar su espacio para albergar más clases de inglés.

WeWork ahora está expandiendo su programa en el Reino Unido, donde ahora se asociará con Breaking Barriers, un servicio de empleo para refugiados, que ofrecerá clases de inglés en espacios WeWork en todo Londres. En Latinoamérica, WeWork comenzará a contratar refugiados en Brasil y Colombia, donde la afluencia de personas está huyendo de Venezuela. Estadounidenses y europeas, donde tanta falta hace atender y dar un trabajo digno a este drama social que vivimos.

 

Fuente: Fast Company