Blockchain: revolución tecnológica y digital

En el siglo XXI, en plena revolución digital, no paran de aparecer tecnologías que plantean soluciones a las necesidades de la transformación tecnológica. Ese es el caso del Blockchain.

«El Blockchain es un libro digital incorruptible de transacciones económicas que pueden programarse para registrar no sólo transacciones financieras sino prácticamente todo lo que tenga valor«, explican Don y Alex Tapscott, autores de Blockchain Revolution (2016).

Al permitir que la información digital sea distribuida pero no copiada, la tecnología blockchain creó la columna vertebral de un nuevo tipo de Internet.  Originalmente ideado para la moneda digital, -Bitcoin, llamado ‘oro digital’ pues, hasta la fecha, ha superado los $ 9 mil millones de dólares de valor-, la comunidad tecnológica está encontrando otros usos potenciales.

Como Internet (o su coche), no es preciso conocer cómo trabaja el Blockchain para utilizarlo. Sin embargo, tener un conocimiento básico de esta nueva tecnología revolucionaria es imprescindible:

Blockchain

Imagina una hoja de cálculo duplicada miles de veces en una red de ordenadores. Después, imagina que esta red está diseñada para actualizar regularmente esta hoja de cálculo y tiene una comprensión básica de la cadena de bloqueo. Así la información almacenada en una cadena de bloqueos que existe como una base de datos compartida y continuamente reconciliada.

Esta forma de usar la red tiene beneficios obvios.  La base de datos de blockchain no se almacena en una sola ubicación, lo que significa que los registros que guarda son verdaderamente públicos y fácilmente verificables.  No existe una versión centralizada de esta información para que un hacker la corrompa. Alojada por millones de ordenadores simultáneamente, sus datos son accesibles para cualquier persona en Internet.

La tecnología blockchain, -como Internet-, tiene una robustez incorporada.  Almacenando en bloques de información que son idénticos a través de su red, no puede ser controlado por una sola entidad y no tiene un solo punto de fallo.

Internet en sí mismo ha probado ser perdurable y fiable durante casi 30 años, un buen augurio para la tecnología blockchain, y que continúa desarrollándose. Las transacciones en línea están estrechamente conectadas con los procesos de verificación de identidad. Es fácil imaginar que las aplicaciones se transformarán en los próximos años para incluir otros tipos de gestiones de identidad.

Con la tecnología blockchain la web gana una nueva capa de funcionalidad ya que los usuarios pueden realizar transacciones directamente entre sí: las transacciones de Bitcoin en 2016 generaron un promedio de $ 200,000 US por día. El blockchain trae además una seguridad añadida para los nuevos negocios en Internet, que están en camino de desunir las instituciones tradicionales de finanzas.

Goldman Sachs cree que esta tecnología tiene un gran potencial especialmente para optimizar el sistema bancario, y podría representar un ahorro global de hasta US $ 6.000 millones al año.

El blockchain da a los usuarios de Internet la posibilidad de crear valor y autenticar información digital: ¿Qué nuevas aplicaciones de negocio van a crearse?:

web 3.0

 

 

 

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso