El emprendimiento en el mundo

El emprendimiento, definido en términos generales es «cualquier intento de nueva empresa o creación de nuevas empresas, como el trabajo por cuenta propia, una nueva organización empresarial o la expansión de una empresa existente, por parte de una persona, un equipo de personas o una empresa establecida”, es un ingrediente vital en la combinación de desarrollo económico y un determinante importante de los ingresos y empleos presentes y futuros. Sin embargo, la naturaleza y el proceso de ese desarrollo económico pueden variar considerablemente de un país a otro. Si bien fomentar y desarrollar el espíritu empresarial es un objetivo importante para la mayoría de los líderes en cada comunidad, así como de los políticos nacionales, muchos también estarían de acuerdo en que el conocimiento de las causas y consecuencias del espíritu empresarial está lejos de ser completo, y que de ello depende en gran medida, el impacto social y medioambiental, es decir el bienestar de esa sociedad.

El emprendimiento es un impulsor esencial de la salud y la riqueza de la sociedad, y un motor formidable de crecimiento económico. Promueve la innovación necesaria, no solo para aprovechar nuevas oportunidades, promover la productividad y crear empleo, sino también para ayudar a abordar algunos de los desafíos más difíciles de la sociedad, según lo establecido por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Muchos de los gobiernos, centros de estudios, organizaciones no gubernamentales e internacionales del mundo ahora consideran que el espíritu empresarial es una parte clave de la solución para poner fin a la pobreza y la desigualdad social, promover el empoderamiento de la mujer e implementar soluciones comerciales a los desafíos ambientales del mundo, incluido el cambio climático.

Según el último Global Entrepreneurship Monitor www.gemconsortium.org , que analiza las 50 principales economías del mundo, la situación del emprendimiento en el mundo es la siguiente:

¿NACEN O SE HACEN LOS EMPRENDEDORES?

El acceso (por parte de los emprendedores) a una red informada y motivada de otros emprendedores es un factor de promoción importante para la difusión del espíritu emprendedor. Silicon Valley y otros centros de innovación de alto perfil, se han beneficiado enormemente de esta dinámica motivadora de intercambio de conocimientos. La proporción de adultos (de 18 a 64 años) que conocen a alguien que había iniciado su propio negocio en los últimos dos años varía considerablemente entre países, desde menos de uno de cada cinco en Japón a más de cuatro de cada cinco en Arabia Saudita. Si bien esta variación global refleja en parte las diferentes tasas de prevalencia del espíritu empresarial, también explica en parte su cultura y sus normas sociales.

¿DÓNDE ESTÁN LAS “COLMENAS” GLOBALES DEL EMPRENDIMIENTO?

La TEA (Actividad Emprendedora Total) varía desde el 5% de los adultos o menos en Italia, Pakistán, Polonia y Japón hasta más del 35% en Chile y Ecuador. Los seis niveles más altos de TEA se encuentran todos en la región de América Latina y el Caribe. Analizando las condiciones del marco empresarial y las comerciales pueden ser difíciles en muchas economías de América Latina y el Caribe, pero hay pruebas claras de que la actividad empresarial es alta. Esto puede parecer paradójico, pero podría deberse a factores como las normas sociales y culturales, la falta de oportunidades alternativas de ingresos y el grado de competencia, así como el rápido crecimiento de las economías.

¿ESTÁ EL INTRA-EMPRENDIMIENTO CRECIENDO EN TODO EL MUNDO?

En el contexto empresarial actual, cambiante y en rápido movimiento, fuertemente influenciado por el progreso tecnológico acelerado, las empresas valoran cada vez más las habilidades empresariales entre los empleados. En los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y Australia, más del 8% de los adultos participan en actividades empresariales, como el desarrollo de nuevos bienes o servicios, como parte de su empleo, en comparación con menos del 1% en 16 de las 50 economías. Este indicador es lo suficientemente débil en muchas economías para inferir que el espíritu empresarial de los empleados aún no se ha afianzado en todo el mundo. Dados los cambios en la cultura organizativa e incluso nacional que implica un imperativo empresarial de los empleados, tal transición en el mundo laboral puede ser particularmente difícil para algunas economías, aunque necesaria. Es probable que estas brechas se cierren en el futuro, y la tendencia del espíritu empresarial de los empleados probablemente aumentará en las organizaciones que operan en economías en las que esta actividad aún no es frecuente.

¿QUÉ MOTIVA A LOS EMPRENDEDORES A INICIAR UNA EMPRESA?

El “propósito corporativo” es un tema candente, que lleva años extendiendo, incluso llegando a crear un manifesto por parte de algunas de las mayores empresas del planeta (US Business Roundtable, una asociación de directores ejecutivos de unas 200 de las empresas más destacadas de Estados Unidos), donde se trató de definir un nuevo propósito para el negocio, yendo más allá del valor para los accionistas, hacia un enfoque de valor compartido de múltiples partes interesadas. Las empresas son cada vez más conscientes de su impacto ambiental y social y de su contribución al logro de los ODS, colocando estos retos en el centro de su estrategia, y midiendo su impacto social y medioambiental al igual que lo hacen con el rendimiento económico. Actualmente menos de 2 de cada 10 empresas nuevas tienen un propósito de impacto, en cambio algunas economías son 7 de cada 10, como en Sudáfrica, Guatemala, Panamá o la India. Mo

¿ESTÁN ASCENDIENDO MÁS MUJERES COMO EMPRENDEDORES?

Las mujeres están asumiendo un papel más fuerte y robusto en algunas economías, aunque todavía están muy por detrás de los hombres en otras. Hay tres economías en las que la tasa de mujeres supera la tasa de hombres (Arabia Saudita, Qatar y Madagascar). El resultado de Arabia Saudita es de particular interés y puede ser el resultado de cambios políticos recientes que otorgan a las mujeres más libertades individuales en la sociedad de Arabia Saudita. Sin embargo, las batallas empresariales de las mujeres están lejos de ser ganadas. En el otro extremo de la escala, hay más de dos empresarios varones por cada mujer emprendedora en Egipto, Noruega, Macedonia del Norte, Japón y Pakistán. Las disparidades de género en el espíritu empresarial continúan agotando el stock de nuevas empresas y reduciendo el potencial económico.

¿ES LA EDAD UN FACTOR DETERMINANTE PARA LOS EMPRENDEDORES?

Los niveles de emprendimiento generalmente aumentan con la edad y luego disminuyen. Sin embargo, hay suficientes excepciones para concluir que, si bien la edad es importante, otros factores como el acceso a los recursos, las tradiciones familiares, la migración y la inmigración, pueden ser más importantes.

No cabe duda que el emprendimiento, es un motor de empleo, riqueza e innovación para todo el mundo, pero además es un impulsor de las nuevas empresas de impacto social, tan necesarias en la actual coyuntura mundial.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso