El fracaso del sistema educativo Español

El fracaso del sistema educativo Español

Nunca ha dejado de sorprenderme la facilidad con la que la gente se queja sin poner soluciones o sin razón, y más recientemente en nuestro país. Mientras tenemos un sistema escolar desastroso, con una elevada tasa de fracaso escolar, que a su vez provoca, que nuestros jóvenes no tengan futuro, se crea la marea verde. La marea verde es un movimiento de protesta de los profesores contra el sistema educativo, promovido como no, por los sindicatos ANPE y CSIF. A mí personalmente me daría vergüenza protestar por algo que hago mal, pero estoy seguro que su razón tienen, dado que el sistema lo pervierten los políticos e incluso las propias familias. Con esto no quiero decir que todos nuestros profesores, sean malos, pero desde luego los hechos son los que son.

Los últimos datos más significativos publicados en el informe PISA (Programa Internacional de evaluación de estudiantes) sobre el sector educativo Español:

  • Somos el 8º peor país Europeo con mejores estudiantes (de 31 y liderado, como no por Finlandia)
  • Somos el país europeo con más repetidores en secundaria (casi el 30%)

Si estuviéramos a nivel de Finlandia, incrementaría nuestro PIB en un 2% y en 40 años duplicaríamos nuestra renta per cápita, con el consecuente impacto en la creación de empleo (según FEDEA).

Si hacemos una comparación entre nuestro penoso sistema y la “best practice” Finlandesa encontramos las siguientes diferencias (según tesis del profesor Javier Melgarejo, Director de mi antigua querida escuela, Claret de Barcelona. Ldo. en Psicología y Dtor. en Pedagogía):

– En todas las clases de 1º de primaria los niños aprenden el abecedario cantando mientras el profesor toca algún instrumento musical.

– Tienen claro que el valor de las personas se basa en lo que son y lo que hacen, no tanto en lo que tienen.

– En Finlandia se da por hecho que no sólo se educa en los centros oficiales, y que no sólo es válida la educación oficial. La familia es igual de importante así como la propia sociedad.

– Las ayudas son especialmente dirigidas a madres con hijos, para impedir que dependan exclusivamente del trabajo privado y abandonen sus obligaciones educativas para con sus hijos.

– Los p/madres son ávidos lectores y ven considerablemente menos la televisión, sus hijos en consecuencia les imitan.

– El 55% de los p/madres creen que la familia es más responsable que la escuela de la educación de sus hijos. En España el 15%.

– Las películas no se traducen, con lo que los niños aprenden más rápido idiomas y aprenden a leer más rápido al estar éstas subtituladas. (Aquí lo traducimos hasta al catalán!)

– El gobierno considera la supervivencia cultural y económica de su nación en base a una sociedad del conocimiento.

– La disciplina es muy alta, se mandan deberes y se potencia el esfuerzo.

– La ratio alumno-profesor es menor que en España.

– Los mejores docentes se destinan a la primaria.

– Los profesores y maestros son escrupulosamente escogidos en base a su capacidad educativa y su grado de sensibilidad social.

– Las notas medias de los futuros profesores en bachillerato y selectividad deben superar el 9.

– Se valora si los aspirantes han participado o no en actividades sociales, voluntariado, etc. Un profesor sin sensibilidad social ¿para qué quiere ser maestro?

– Las universidades de formación de profesorado hasta finales de los 80 hacían 4 pruebas: entrevista, resumen de una lectura de un libro, explicación ante una pequeña clase y demostrar aptitudes artísticas (plásticas o musicales).
– En los años 90 se añadieron 2 pruebas más orientadas a las competencias matemáticas y tecnológicas.

– Son necesarias otras propiedades que, según dicen, “se tienen o no se tienen”: capacidad de comunicación, actitud social y empatía.

– En Finlandia la pedagogía y la didáctica ocupan 10 veces más tiempo que en España. 1400 horas impartidas por auténticas eminencias frente a las 140 dadas en España.

– A los maestros y profesores se les exige una tesina obligatoria en el que condensen sus conocimientos e investigaciones. Aquí un trabajo que pasa de mano en mano, al que se le cambian los datos y poco más.

– Los directores reciben una formación específica y eligen a sus trabajadores. No hay oposiciones, para eso están las universidades de formación. En España se ningunea a éstas con las oposiciones, pese a su elevado coste para las familias que pagan las matrículas.

– En la universidad española la tasa de abandono es del 50% (por lo tanto es una formación que no ha salido más cara que la inversión previa) en Finlandia del 17%

– El salario de los profesores es parejo al español, pero los de secundaria y primaria cobran lo mismo. Tienen un poder adquisitivo medio-alto en comparación con el resto de la sociedad.

Es evidente porque somos mucho peores que los Finlandeses, no?. También es lamentable el poco uso de las nuevas tecnologías en las aulas. Mientras nuestros hijos se están criando en la era internet y Ipads, en la escuela siguen tomando apuntes, estudiando de memoria, en vez de interactuar con las materias. En esta dirección INDRA  lidera un innovador proyecto europeo, llamado SIMaula,  que permitirá realizar prácticas al profesorado en un entorno virtual tridimensional, y en el que participan cinco países, con 200 estudiantes y 60 profesores (http://simaulaproject.eu/index.php).

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso