El tsunami tecnológico en la Administración Pública

El tsunami tecnológico está cambiando nuestra forma de vida y la manera en que nos relacionamos y comunicamos. Su utilización ya no es una elección que pueda dejarse a un lado, sino un elemento clave en las organizaciones que permite a las empresas y a las Administraciones Públicas estar a la vanguardia de los nuevos tiempos y mejorar sus productos y servicios.

La sociedad actual no puede prescindir de una Administración Pública capaz de gestionarla de forma eficaz y transparente. El continuo cambio que experimentamos hace que se espere cada vez más de las instituciones que nos gobiernan. Los ciudadanos están acostumbrados a vivir y a hacer uso de las tecnologías a diario, y demandan que el Sector Público esté también a la orden del día en su aplicación, transformándose en una Administración Digital y Moderna. Es por ello que se debe afrontar la necesidad de modernización de sus estructuras, procesos y servicios mediante las nuevas tecnologías.

Una Administración Pública innovadora, ágil y eficiente es fundamental para lograr un estado de bienestar y una sociedad con la mejor calidad de vida posible. Para lograrlo, es necesario innovar a través de los servicios, aplicando ideas y prácticas nuevas en la gestión, e incrementando el gasto en I+D en tecnologías que permitan generar mayor valor a la sociedad.

La innovación tecnológica es una parte primordial de ese proceso innovador en el que la Administración Pública debe ejercer un rol ejemplarizante y de liderazgo en el uso de las nuevas tecnologías. Las capacidades analíticas que nos proporciona el Big Data, la revolución de la Inteligencia Artificial, las oportunidades que brinda la Realidad Digital, la necesaria e imprescindible Ciberseguridad o el prometedor Blockchain son algunas de las tecnologías más innovadoras que están marcando el rumbo de la sociedad, y la Administración no puede permitirse quedarse atrás y debe aprovechar las oportunidades que estas tecnologías le brindan para prestar mejores servicios.

Una Administración Pública innovadora, ágil y eficiente es fundamental para lograr un estado de bienestar y una sociedad con la mejor calidad de vida posible

El informe publicado por Indra al respecto, analiza algunas de las tendencias tecnológicas más innovadoras para los próximos años y sus posibilidades de uso para las Administraciones Públicas.

BIG DATA

Se estima que en 2020 habrá más de 16 billones de GB de datos útiles, que implica un crecimiento anual de los mismos del 236%.

A medida que la tecnología TI va cada vez dotándose de capacidades más potentes de procesamiento y a su vez se ha aumentado el acceso a los mismos por múltiples sectores, las organizaciones de todo el mundo buscan formas más eficientes de aumentar su productividad y sacar mayor rendimiento a la información que día a día están generando.

En este panorama actual el Big Data va más allá de la inteligencia de negocio y el análisis de datos e implica elaborar modelos de datos que ayuden a las organizaciones a extraer conclusiones valiosas a partir de análisis complejos, basados en algoritmos avanzados capaces de adquirir y procesar una enorme cantidad de registros de todo tipo de fuentes.

Los nuevos métodos algorítmicos como la analítica predictiva y prescriptiva permitirán crear escenarios para la definición de las mejores políticas públicas en ámbitos como la sanidad, la justicia, la educación o la lucha contra el fraude.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La Inteligencia Artificial (IA) es una de las principales tendencias tecnológicas que tendrán mayor impacto en los próximos años ya que los avances en la misma se producen a pasos agigantados, abriéndonos puertas a un nuevo mundo de automatización conforme las máquinas equiparan o incluso llegan a superar ciertas aptitudes humanas.

La Inteligencia Artificial abarca un conjunto de disciplinas de software, lógica e informática que están destinadas a hacer que las máquinas realicen funciones que hasta ahora se pensaba que eran exclusivamente humanas. Su tecnología se basa en algoritmos que aprenden a base de la aportación de datos el aprendizaje de patrones, lo que permite tomar decisiones que podrían parecer humanas. También incluye tecnologías como el Deep Learning y el Procesamiento de Lenguaje Natural (NLP), para abarcar sistemas más avanzados que entienden, aprenden, predicen, se adaptan y pueden llegar a operar de manera autónoma.

La Inteligencia Artificial complementará el trabajo de los empleados públicos y ayudará a prestar servicios de mayor valor añadido. Los asistentes virtuales, la visión artificial, los sistemas de reconocimiento digital inteligente o los drones auto tripulados contribuirán a facilitar la vida de los ciudadanos y a una sociedad más segura.

REALIDAD DIGITAL

La Realidad Digital es un término genérico que engloba la Realidad Aumentada, la Realidad Virtual y la Realidad Mixta. Aunque pueda parecer que estos conceptos hayan sido utilizados más frecuentemente por escritores de ficción o guionistas de cine, lo cierto es que viene pisando fuerte y cada vez está encontrando mayores aplicaciones prácticas en diferentes sectores y revolucionando aspectos de nuestra vida diaria.

Estas plataformas ofrecen nuevas formas de enmarcar y ofrecer contenido, experiencias e interacciones. La Realidad Virtual permite sustituir nuestro entorno por otro generado de forma totalmente digital. La Realidad Aumentada complementa el mundo real con objetos, animaciones o datos digitales y la Realidad Mixta es la combinación de ambas (virtual y aumentada) que permite crear espacios en los que interactúan tanto objetos y/o personas reales como virtuales.

La Realidad Digital con soluciones de realidad virtual, aumentada o mixta mejorarán las experiencias educativas del futuro, generarán innumerables oportunidades en el ámbito de la promoción turística de las ciudades y contribuirán a la integración de las personas con diversidad funcional.

CIBERSEGURIDAD

Las principales amenazas a las que se enfrentan las Administraciones Públicas en todo el mundo en relación con la Ciberseguridad son el ciberespionaje y la sustracción de información sensible. Es por ello que las Administraciones Públicas requieren soluciones de seguridad integral basadas en Ciberseguridad que contribuyan a la protección de los organismos públicos locales, regionales y nacionales. Además, es fundamental que se produzca un intercambio de información entre las distintas Administraciones Públicas sobre los incidentes que se producen en cada una ya que es mucho más fácil actuar de forma eficaz ante un incidente que otra entidad ya ha sufrido con anterioridad o incluso prevenir que suceda si se comparte este tipo de información entre Administraciones y organismos públicos.

BLOCKCHAIN

Blockchain es un nuevo paradigma para compartir información digital de forma segura y de manera transparente. Inicialmente se definió como un sistema ideal para permitir una mayor eficiencia de procesos tales como las transferencias bancarias o los sistemas de compensación y liquidación en el sector financiero, pero sus características especiales lo han convertido rápidamente en el centro de interés para muchos otros sectores.

El funcionamiento de Blockchain se basa en la descentralización de los datos y su distribución por igual a todos los miembros de una red, garantizando la legitimad de los mismos sin que un elemento central tenga el poder de manipular los registros, y en el que cada transacción se verifica por el consenso de la mayoría de los participantes en el sistema.

Por último, la utilización de soluciones basadas en Blockchain permitirá optimizar la forma de relacionarse de las AA.PP. y sus administrados y cambiará la forma en la que tradicionalmente se han venido prestando ciertos servicios públicos, dotándolos de mayor transparencia y logrando una participación más activa de los administrados en las decisiones de las autoridades que les gobiernan.

Nos viene un Tsunami tecnológico que provocará grandes cambios en la economía y la sociedad, en el que se ha pasado de un entorno en el que prima lo físico a uno en el que prima lo digital y en el que las Administraciones Públicas deben dar una respuesta integral a los retos y oportunidades que se le presentan en un contexto de cambio acelerado, como motores del cambio y progreso que han de ser.

Fuente: Indra

 

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso