Esperando el rescate redentor.

Hace escasamente un año todos huíamos del rescate como a la peste, y ahora estamos deseando que llegue. ¿No será que nos agarramos a un hierro ardiendo? Sin duda sí! La gente está agotada de tanta crisis, tantos problemas, tanto paro, y sobre todo de tanta incertidumbre. No hay peor mal que la desconfianza y la falta de ilusión, y eso es lo que nos está pasando a los españoles. (solo hace falta echar un simple vistazo a la encuentra del CIS del mes de septiembre).

Y que estamos haciendo mientras tanto, esperar…. nos estamos convirtiendo en zombis, cuerpos sin vida que deambulan de un sitio a otro. Ya ni siquiera nos quejamos, simplemente nos ha invadido el desánimo. (No me extraña que las consultas de los psiquiatras y las carreras populares estén desbordadas, algún escape debemos de tener…..)

Hace unas semanas organicé un encuentro entre empresarios y ejecutivos para lanzar una iniciativa en nuestro país llamada «social Business Fundation». Un movimiento para ayudar a jóvenes emprendedores de nuestro país a recuperar la ilusión y financiar sus proyectos empresariales. Fallaron el 80%! . Y no hago mención de la cantidad de ejecutivos que en vistas del «panorama» han congelado todas las inversiones y están, como dicen los ingleses, en modo “Wait and see”. Patético!

En cambio hoy mismo he visto un atisbo de luz, en la entrevista que han realizado a la madre Española que sufrió el tsunami, que asoló en 2004 la costa tailandesa, y que recientemente han llevado a las pantallas con el título de «lo imposible» de la mano de J.A.Bayona. Básicamente venía a decir que el ser humano es maravilloso, y que tenemos una fuerza interior increíble. Lo que más me ha gustado, además de la entereza y ternura con que relataba su estremecedora historia, es que después del desastre, les comunicaron a ella y su marido que estaban despedidos. Sabéis su reacción, se echaron a reír! ¿Sabéis porque reían?, Porqué no le daban importancia, estaban vivos, y eso es lo más importantes, todo el resto tiene solución.

Creo que todos deberíamos ver esa película y reflexionar sobre lo que es importante o no, y sobre todo, que tomemos conciencia sobre la fuerza del ser humano en sobre ponerse a las situaciones adversas.

Sin duda esta crisis es dramática, pero estamos vivos y somos dueños de nuestros actos y por lo tanto de nuestro destino. Si no te gusta lo que hay, cámbialo, o por lo menos inténtalo.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso