Fitur: los retos de digitalización de la feria de turismo

Reconozco que no deja de sorprenderme el hecho que, en plena revolución digital, una feria de un sector que tan rápido se está digitalizado como el del turismo, siga teniendo incrementos tan espectaculares de participantes “físicos”. Concretamente, en la edición que justo acaba de finalizar de Fitur 2017 en Madrid, se han cerrado sus puertas con la cifra récord de 245.000 visitantes, entre profesionales y público, un 6% más que el año pasado. En total 9.672 empresas, procedentes de 165 países, han participado en el certamen con un repunte del 23% de las tecnológicas que desarrollan productos para el turismo.

La falta de digitalización de las ferias

Siempre he creído que las ferias son perfectamente digitalizables, pero si no está sucediendo es por las siguientes razones:

  • Los máximos responsables de las principales empresas del sector son de una generación analógica, que siguen prefiriendo las ferias físicas, a cualquier alternativa digital.
  • La experiencia de visitante que conlleva una feria como Fitur es imposible digitalizarla (shows, demostraciones, espectáculos, etc…).
  • El contacto humano con clientes y proveedores es un punto de encuentro en el ámbito de las relaciones públicas e insustituible por una videoconferencia.

¿Qué innovaciones le hacen falta a Fitur?

En casi todos los eventos físicos, al igual que Fitur, falta una experiencia multicanal que facilite una planificación del viaje y las reuniones físicas mucho más eficiente. De hecho, el negocio ferial prácticamente no ha evolucionado en los últimos años y eso es muy peligroso. Como está pasando en todos los sectores y en toda la cadena de valor de las empresas, cualquier proceso o sector que no se digitalice o se adapte a la revolución digital corre el riesgo de desaparecer o ser canibalizado por una alternativa digital.

Es solo cuestión de tiempo para que le ocurra eso a Ifema, a no ser que se adapte al nuevo perfil del empresario digital, que poco a poco, va a colonizar el sector.

  • Más zonas de trabajo comunes digitales, con cargadores y zonas wifi-free.
  • Una app potente con opciones de agendar, con antelación a la feria, reuniones con las personas que nos interesan de las empresas expositoras. Así como la creación de una base de datos de los expositores de la feria y sus ejecutivos, con conexiones a sus perfiles digitales.
  • Más experiencias VR y menos stands físicos.
  • Más comida healthy en los puestos de comida.
  • Más zonas de aparcamiento para coches eléctricos y que éste sea gratuito para los coches eco.
  • Más zonas de presentaciones y shows. Si el valor de una feria “física” es la experiencia, apostemos por los contenidos de conferencias de calidad y puesta en escena de espectáculos.

En todo caso, aprovecho para transmitir mi sorpresa sobre el stand de la comunidad autónoma de Andalucía: el más grande de todo Fitur, ocupando un pabellón entero y con un despliegue impresionante de medios audiovisuales. Espero que el retorno de la inversión sea positivo, para una comunidad con una deuda autonómica de más de 30.000 millones de euros.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso