IOT, Internet of Things, ¡la siguiente ola disruptiva!

Con el IOT o “el Internet de las Cosas” tengo la misma sensación que hace 20 años con los ordenadores. Es como una ola que crece y crece hasta que solo puedes subirte a ella o ahogarte.

Es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Es la evolución natural hacia la digitalización, en la que todos los objetos de nuestra vida cotidiana se conectan a la red y podemos controlarlos de forma inteligente y eficiente. El Internet de las Cosas es un ejército de decenas de miles de millones de diminutos robots haciendo nuestra vida más fácil. Si bien esto puede parecer una definición simplista, resume muy bien el objetivo del Internet de las Cosas. Es similar a un ejército de pequeños robots basados en semiconductores, todos conectados a través de Internet y capaz de tomar decisiones por su cuenta.

El concepto de Internet de las Cosas (IOT) lo propuso Kevin Ashton, adjunto al director de Marca  en Procter & Gamble, en el Auto-ID Center del MIT en 1999, donde se realizaban investigaciones en el campo de la identificación por radiofrecuencia en red (RFID) y tecnologías de sensores.

Un estudio publicado recientemente por Instituto Global McKinsey prevé un impacto económico de este nuevo mercado en 2025 de entre 3,9 billones de dólares y 11,1 billones de dólares.

Haciendo un pequeño zoom en el impacto que tendrá esta nueva tecnología en todos los sectores, su aplicabilidad sería la siguiente, según un estudio de JP Morgan:

Retail – Ecosistemas digitales que se extienden a las marcas, atraen a los clientes y mejoran la cadena de suministro.
Ocio – La mejora de la satisfacción del cliente y el control de costes.
Casa – Eficiencia energética y seguridad.
Transporte – Monitorización y eficiencia de los equipos de transporte de mercancías.
Automoción – Coches conectados.
Minería – Monitorización de equipos y automatización de la minería.
La automatización de fábrica – Control de procesos.
Utilities – Los medidores inteligentes que permiten una mejor gestión de los recursos.
Agricultura – La agricultura de precisión a partir de datos de análisis y recomendaciones en tiempo real para los agricultores.
Seguros – Precio del seguro del automóvil en función de la conducción y fijación de las primas más precisa.
Salud – Mejorar los resultados clínicos y la reducción de las necesidades de recursos, así como la predicción médica a través de la  monitorización del paciente.
Farma – Reducción de los costes de los ensayos clínicos, debido a un seguimiento de los pacientes más cercano.

Más allá de los desarrollos tecnológicos y la creación de este nuevo mercado, el IOT va a cambiar radicalmente la manera en la que vivimos y nos relacionamos con las máquinas y robots de nuestro entorno. La conexión hombre-máquina será incremental, hasta el punto de que estoy convencido que llegará un futuro no muy lejano donde la separación entre los dos mundos será muy fina, por el nivel de sincronía que existirá.

Cuando uno analiza los players que están invirtiendo en esta nueva industria, ve claramente que el cambio se va a producir rápido y de forma disruptiva: IBM, INTEL, GOOGLE, INDRA, ORACLE, SALESFORCE, MICROSOFT, GE, CISCO, ERICSSON, BOSCH, etc…. la lista es interminable y están todas las grandes compañías de HW, SW, Devices y Telecomunicaciones.

Además, el IOT tiene un claro impacto en la economía. La reducción de precios del HW/SW para crear protocolos estándar, el incremento de las ventas en las empresas y la reducción de sus ineficiencias son sólo algunos de ellos. Ni qué decir, claro está, del gran impacto en la mejora de la vida de las personas y la sociedad.

Esta semana se celebra el IOT Congress en Barcelona www.iotsworldcongress.com. Una cita imprescindible para poder ver de primera mano los principales avances del IOT en el mundo de la mano de sus protagonistas.

Sin duda el Internet de las Cosas es la próxima revolución en la informática. Mientras que los teléfonos inteligentes  e Internet móvil asistió a la abrupta llegada de aplicaciones para el consumidor, esperamos ver muy  en breve la aparición y la integración generalizada de los semiconductores, la comunicación móvil, y el Big Data / analytics impulsando el Internet de las Cosas en la economía en general.

 

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso