La consultoría en España

La consultoría en España

Desde hace más de 20 años que me dedico al negocio de la consultoría, y es gratificante ver que es un sector producto en España que aguanta bien la crisis. Según informe  de DBK publicado en Mayo de 2012, en el año 2011, la estructura sectorial es la siguiente:

  • Existen 38.260 empresas de consultoría, reduciéndose un 1% respecto a 2010
  • Las 5 primeras empresas del sector concentran un 43% del marcado y las 10 primeras un 59%
  • El mercado está muy concentrado entre Madrid y Barcelona, con un 31% y 24% de las sedes centrales.
  • Solo 5 de las Top 10 son de capital Español.
  • El volumen total de negocio en 2011 se incrementó en un 1% gracias al mercado exterior situándose en 12.400 millones de €. (9.850 millones de € suponen mercado nacional)
  • Se estima que es España hay unos 200.000 consultores

Si analizamos el mercado Europeo, el país que más negocio genera es Alemania con el 32.4%, seguido por UK (22,1%) y España (11,5%). En los últimos 10 años se ha duplicado el mercado Europeo de consultoría pasando de los 42.500 a los 86.200 Millones.

Ser consultor es un oficio muy duro física e intelectualmente, ya que obliga a trabajar largas horas, muchos viajes, estrés, y sobre todo una capacidad analítica y de “estar al día” muy exigente. No es de extrañar que los mejores alumnos de las mejores universidades Españolas, sean atraídos por las consultoras. Así como que muchas firmas jubilen a sus socios a la edad de 55 años.

Un consultor (del latín consultus que significa «asesoramiento») es un profesional que provee de consejo experto en un dominio particular o área de experiencia y su principal función es asesorar en las cuestiones sobre las que posee un conocimiento especializado.

Las principales características de un consultor son:

1. Paciente: Se debe recordar que la paciencia es el principio de una buena relación entre el consultor y el cliente. Debes permitir que la gente experimente contigo.

2. Objetivo: No se debe perder en ningún momento el sentido de lo que estamos haciendo. Los problemas y desacuerdos nos pueden hacer perder la visión y el objetivo de nuestra misión. Debemos siempre tener en cuenta hacia dónde va nuestra principal contribución.

3. Independiente: El consultor no es parte integrante de ninguno de los equipos de la organización, y puede ofrecer un punto de vista imparcial, comprometido sólo con los grandes objetivos de la organización, más allá de los marcos de referencia (paradigmas) y los intereses particulares de las diferentes áreas.

4. Analítico: La misión del consultor es identificar los límites y definirlos. Debes ver más atrás de lo que se te ofrece.

5. Específico: No solamente se debe dar «que hacer», también se debe dar el cómo y el cuándo hacerlo. Debes ser cuidadoso al dar tus opiniones y juicios de valor. Definir los límites de intervención del modelo.

6. Generador de alternativas: El cliente espera que se le den alternativas.

Pero por encima de todas estas cualidades para mí la más importante es ser ético e íntegro, tanto por parte del consultor como por parte del cliente, cualidades a veces en desuso en nuestra sociedad. En esa dirección las principales firmas de consultoría de nuestro país tienen firmado un código deontológico desde 2010, a través de la AEC (Asociación de Empresas de Consultoría) que requiere tener bien presente:

1. Transparencia: Claridad, objetividad, seriedad y honestidad en las relaciones con todos

los Grupos de Interés

2. Independencia e Integridad: Honradez en el desarrollo de la actividad profesional,

actuando de forma coherente con sus principios y rechazando cualquier actuación que

venga a intentar influir sobre su actividad

3. Respeto: Ejercer la actividad profesional basándose en conductas respetuosas hacia los

clientes, competidores, el medio ambiente y la sociedad en general

4. Compromiso: Asumir las obligaciones y tareas contraídas. Eficiencia con el compromiso

adquirido.

5. Libre Competencia: demostrar actitudes legales y cordiales con los competidores.

6. Capacidad: Cualificación, poseer el conocimiento y la experiencia necesarios.

7. Creación de valor: ofrecer al cliente soluciones avanzadas, mediante la aportación constante

de valor en la ejecución del proyecto/servicio.

8. Confidencialidad: Garantizar el secreto profesional

9. Garantías de Calidad: Aplicación de sistemas y certificaciones estándares adaptados a

las necesidades del proyecto y servicio a realizar

10. Innovación: Buscar y diseñar permanentemente nuevas ideas y soluciones que aporten

valor al cliente y al sector.

Lamentablemente no todas las firmas de consultoría TOP, han firmado este código, por algo será…..

Me gustaría concluir, dignificando esta profesión, en la que me he encontrado gente de una brillantez, entrega y entereza extraordinarias, y que sin duda están y han aportado mucho valor a la modernización e internacionalización de nuestras empresas españolas, así como están exportando talento a mercados internacionales, ayudando a mejorar nuestra imagen como país productor de talento.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso