La ignorancia en la era de la información

¡No me he sentido tan ignorante en toda mi vida!

La ignorancia es un problema que ha existido siempre y se basa en que la gente habla sobre cosas sobre las que no está bien documentado o, lo que es peor, se creen todo lo que oyen o leen, sin comprobar la veracidad de la información y/o las fuentes de la misma. Si a este hecho le añadimos la cantidad de información a la que hoy tenemos acceso a través de internet y las redes sociales, la catástrofe está servida.

Hace mucho tiempo, el filósofo Sócrates fue condenado a muerte por ignorancia de los atenienses. En “la apología de Sócrates” se describe una Atenas ignorante y prepotente, donde se creía saber de todo. Sócrates no se consideraba el más sabio, simplemente era consciente de todo lo que le faltaba por saber, de allí su famosa frase que ha pasado a la historia: “Yo solo sé, que no se nada”.

“Es sorprendente en la era de la revolución tecnológica y de la información, el ciudadano esté más desinformado que nunca”

Para poder llegar a esta conclusión, indagó y diálogo con todos aquellos que se creían sabios o expertos en alguna materia y que todo el mundo los tomaba como tal, desmontando uno a uno sus argumentos. Este hecho fue motivado por Querefonté, uno de sus mejores amigos, que lo animó a visitar el oráculo de Delfos. El oráculo le confesó que no había nadie más sabio que él y Sócrates se encaminó a examinar a todos los sabios para demostrarles que se equivocaba. Tras haber estudiado a muchos sabios: políticos, artistas y poetas concluyó que eran ignorantes, ya que creían saber lo que no sabían, lo que le provocó ganarse muchas enemistades, las cuales le acabaron condenando a muerte.

“No hay peor arma que un ignorante que se cree sabio y que tiene la capacidad de trasladar su mensaje al mundo mediante las redes sociales”

Los atenienses, como muchos de los ciudadanos en la actualidad, ignoraban lo fundamental de la vida: como la verdad, la virtud y la felicidad…, ya que nunca se preguntaban por esos temas y simplemente se interesaban por lo material, como sigue ocurriendo hoy en día. Es sorprendente, que, tras tantos siglos, el ser humano siga sufriendo los mismos males y que, en la era de la revolución tecnológica y de la información, el ciudadano esté más desinformado que nunca.

Pasamos muchas horas leyendo y escuchando noticias falsas (Fake News), lo que acentúa nuestra ignorancia. Aunque esta ignorancia, a diferencia de épocas pasadas, no las asumamos como tal, y creamos que sabemos lo que no sabemos. Definimos Fake News como “historias promovidas tanto por los medios como por los políticos tomando sólo la información que más les interesa” (El 57% de los españoles admite haber creído alguna vez como verdadera una información falsa).

*Estudio de Oxford reveló que en 70 países se manipula políticamente y por medio de redes sociales: https://comprop.oii.ox.ac.uk/wp-content/uploads/sites/93/2019/09/CyberTroop-Report19.pdf

Nunca fue tan peligroso el conocimiento errático. No hay peor arma que un ignorante que se cree sabio y que tiene la capacidad de trasladar su mensaje al mundo mediante las redes sociales. Protegeros de las redes sociales y las Fake News y, lo que es más importante, proteger a vuestro hijos de ellas.

 

“Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita”

Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego

Deja un comentario

Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso