La mujer y las nuevas tecnologías (STEM)

Cada vez somos más conscientes de las grandes diferencias que existen en el mundo en cuanto a derechos y libertades sobre las mujeres y, aunque se ha mejorado mucho en las últimas décadas, especialmente en países desarrollados, lo cierto es que todavía queda mucho por hacer.

Estamos viviendo un tsunami tecnológico sin precedentes, que está transformando todo a nuestro alrededor, en especial lo concerniente a las profesiones de futuro. Una de las que más está creciendo son las relacionadas con las habilidades denominadas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics). Además, la ciencia y la innovación pueden traer beneficios que cambien la vida, especialmente para quienes se hayan quedado atrás, como las mujeres y las niñas que viven en países subdesarrollados y en zonas remotas, así como las personas mayores y las discapacitadas. La ciencia también será clave para el trabajo decente y las tareas del futuro, incluso en la economía verde y puede crear un mercado para las ideas y productos innovadores de las mujeres.

El mundo necesita mujeres en todas las mesas en las que se tomen decisiones

No obstante, todavía tenemos un largo camino por recorrer para abordar las dificultades que aún viven las mujeres y las niñas en la ciencia. Menos del 30 por ciento de quienes investigan en todo el mundo son mujeres, además, según los estudios, las mujeres que investigan en las STEM tienen menos publicaciones, reciben remuneración inferior por sus investigaciones y no avanzan tanto en sus carreras como los varones (según la UNESCO). Necesitamos derribar los estereotipos de género que vinculan a la ciencia con la masculinidad y brindar a las generaciones jóvenes ejemplos positivos; ingenieras, astronautas e investigadoras mujeres. Necesitamos una estrategia dedicada no sólo a aumentar la representación de las mujeres en la cartera de talentos para trabajos en las STEM, sino también a asegurarnos de que ellas prosperen, incentivándolas a permanecer en estos trabajos bien remunerados y diseñando culturas organizativas en las instituciones que permitan a las mujeres avanzar en estos campos. Sin ir más lejos, hoy en España, solo el 13% de los estuantes de carreras STEM son chicas, mientras las carreras preferidas por ellas son: profesoras (17,2%), médicos (10%), psicólogas (6,4%), abogadas y juristas (6,9%), enfermeras y comadronas (3,8%), policías (3,6%), escritoras (3%), diseñadoras (2,9%) y veterinarias (2,3%).

“Menos del 30 por ciento de los investigadores/as en todo el mundo son mujeres”

Si nos fijamos en la historia encontramos muy pocas mujeres STEM, pero es importante que destaquemos y sean referente para nuestras niñas algunas que destacaron especialmente como:

Caroline Herschel (1750 – 1848), que descubrió nuevas nebulosas y cúmulos de estrellas. Ada Lovelace (1815 – 1852,) que creó el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina. Lise Meitner (1878 – 1968), que calculó la energía liberada en la fisión nuclear. Margarita Salas (1938 – 2019), que descubrimiento del ADN polimerasa. Marie Curie (1867 – 1934) que descubrió el radio y el polonio. Ella fue, además, la primera mujer en recibir un Premio Nobel (Física, en 1903). Ocho años más tarde, en 1911, recibió un segundo Premio Nobel, esta vez de Química, convirtiéndose así en la primera persona en recibir dos Premios Nobel en categorías distintas.

Y en la actualidad en España: María Blasco, biología molecular (referente mundial en el estudio de los telómeros y la telomerasa); Rosa Menéndez, química (primera mujer de la historia en presidir el CSIC); Alicia Calderón, física. descubrió el bosón de Higgs; Gabriela Morreale, bioquímica la prueba del talón; Elena García Armada, ingeniería industrial primer exoesqueleto biónico infantil, entre otras.

No debemos parar hasta que los derechos y oportunidades del hombre y las mujeres se equiparan al 50% en todo el mundo, y no cabe duda de las profesiones STEM son una gran oportunidad, de lo contrario la mujer corren el riesgo de especializarse en profesiones que no solo sean irrelevantes para nuestro futuro, sino que puedan llegar a desaparecer como: Administrativas, agencias de viajes, atención al cliente, conductoras, taxistas, repartidoras, costureras, community manager, telefonista, etc…., es decir todas aquellas profesiones que puedas robotizarse o hacerse a través de la Inteligencia Artificial.

Las mujeres del mundo desean y merecen un futuro igualitario sin estigma, estereotipos ni violencia; un futuro que sea sostenible, pacífico, con igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas. A fin de lograr este objetivo, el mundo necesita mujeres en todas las mesas en las que se tomen decisiones.

¡Feliz día de la Mujer!!

Deja un comentario

Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso