La sociedad homeostática

Un día más, me levanto estupefacto viendo como los poderes gubernamentales, mediáticos y empresariales, van tejiendo una maraña, que poco a poco va asfixiando a la población a su merced, solo por el poder y enriquecimiento de unos pocos, provocando un estado de anestesia generalizada, que no deja de sorprenderme. 

Estamos tan acostumbrados a las desigualdades sociales y al deterioro del medioambiente, que hemos normalizado situaciones claramente injustas, indignas e impropias de una democracia moderna y evolucionada.

La homeostasis es una propiedad de los organismos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable, compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior (metabolismo). Se trata de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de control realimentados, que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos. Así, frente a la aparición de cambios en las condiciones de su entorno, los seres vivos responder mediante alguna de las siguientes estrategias:

  • Evasión. Consiste en atenuar o disminuir el impacto interno de dichas variaciones ambientales mediante algún mecanismo de escape, como variar de hábitat a uno más conveniente o asumir formas resistentes al entorno.
  • Conformidad. El interior del ser viviente varía junto con el ambiente, dado que su regulación no es eficiente, por lo que éste deberá adecuarse de manera paulatina o aclimatarse a las nuevas condiciones.
  • Regulación. De cara al cambio ambiental, el ser viviente ejecuta acciones compensatorias que mantienen el interior de su cuerpo en una condición relativamente constante.

Con lo que me atrevería a afirmar, estamos frente a una sociedad homeostática. La hibernación, es un claro ejemplo de homeóstasis, y claramente es lo que estamos viviendo en la actualidad, por parte de una sociedad que no lucha por sus derechos e igualdades.

Al igual que nuestro organismo necesita de mecanismos de autorregulación para sobrevivir, estamos en un momento en el que necesitamos despertar de nuestro letargo como sociedad, que también es un ecosistema biológico que necesita vivir en equilibrio con su medio. Necesitamos reajustar los desequilibrios sociales, económicos y medioambientales que nos acechan y, desde una perspectiva colaborativa, superar los individualismos que nos separan y lastran.

Si no reaccionamos a tiempo, nos puede ocurrir como a las mariposas de los abedules, que, hasta comienzos del siglo XIX, habían sido de color blanco, con unas pequeñas motas negras, que les permitían camuflarse fácilmente para huir de sus depredadores. Sin embargo, la polución escupida por las chimeneas durante la Revolución Industrial en Inglaterra, contaminó el aire y oscureció el tronco de los árboles, haciendo que la apariencia que normalmente las había protegido ahora las pusiera en el blanco, nunca mejor dicho, de los pájaros. Un condicionante externo como la polución ejerció presión de forma selectiva para que fueran los ejemplares más oscuros los que sobrevivieran, hasta acabar mutando en una subespecie completamente negra. En menos de un siglo, la nueva desplazó totalmente a la especie moteada original. Antes de que comenzara el siglo XX, ya no quedaba ninguna mariposa blanca, y ahora con las chimeneas apagadas, las negras han vuelto a desaparecer.

No dejemos que la podredumbre de unos pocos políticos y empresarios sin escrúpulos, nos tiñan de negro y oscuridad para siempre, y apoyemos más iniciativas sociales como la Fundación Hay derecho, que vela por proteger el estado de derecho de nuestro país, y lucha por perseguir la corrupción política.

La luz siempre ganará a la oscuridad. Un mundo más justo y mejor es posible.

Foto de Paweł L.

1 comentario en «La sociedad homeostática»

  1. Esas desigualdades por causa de la corrupción a sido la peor pandemia del siglo, por una sociedad que acepta en gran parte , y esta anestesiada . Es un gran aporte señor Ángel, y esa es la forma correcta de ver el mundo por la que todos debemos todos luchar..

    Responder

Deja un comentario

Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso