Las 7 leyes de la innovación

Tras analizar numerosos casos de empresas exitosas en la innovación he llegado a la conclusión que todas ellas cumplen siempre 7 leyes inmutables:

1) La Ley del Liderazgo: el apoyo a nivel ejecutivo (Junta, Presidente y sus subordinados directos) es crítico para una organización que quiera tener la innovación en el núcleo. Esto significa que existe el “poder” y los recursos (tiempo, dinero, personas, equipos) para la innovación. Si la innovación no nace de la alta dirección o esta lo lidera, es casi imposible que se le de la importancia y la prioridad adecuada.

2) La Ley de Cultura: Crear y fomentar una cultura de innovación establece las bases para la organización. Para los líderes significa premiar los buenos comportamientos (el trabajo en equipo, colaboración, honestidad, confianza) y la identificación y eliminación de la mala conducta (no inventado aquí, pasiva / agresiva, batallas). Los elementos clave de una sólida cultura de la innovación son los siguientes:

• Personas: Cada persona siente la propiedad de la agenda de innovación y esta equipada y capacitada para tener impacto.

• Ideas: Las ideas se solicitan activamente de todas las fuentes siendo valoradas, no criticadas o reduciéndose al mínimo.

• Alineación: Todos los recursos están alineados hacia la agenda de innovación para garantizar que  todo el mundo está tirando en la misma dirección.

• Comunicación: La comunicación es clara, honesta, respetuosa y transparente. Es esencial para el trabajo en equipo y el establecimiento de la confianza dentro de la organización.

3) La Ley de Recursos: La innovación requiere un nivel de compromiso de los recursos (personas, dinero, tiempo, equipos) durante un período prolongado de tiempo. El nivel de recursos es la validación de la importancia y el compromiso de la organización que dedica a la innovación. ¿El equipo ejecutivo compromete los mejores recursos a la innovación? ¿Están los recursos protegidos?

4) La Ley de la Paciencia: La innovación lleva tiempo. Más tiempo del que se espera. La organización tiene que mirar a largo plazo en la innovación y evitar la tentación y resistir la presión de ajustes a corto plazo. Si los recursos se ajustan para ayudar a la organización frente a los retos presupuestarios trimestrales, lo más probable, es que la Ley de liderazgo no está en su lugar. ¿Están los recursos comprometidos más allá del ciclo de planificación del presupuesto tradicional?

5) La Ley del Proceso: Para tener éxito en la innovación, las organizaciones necesitan un proceso de innovación que se adapta y trabaje dentro de su organización y la cultura. El proceso debe abarcar toda la cadena de innovación, desde la captura idea hasta los últimos pasos de ejecución. Esto incluye el establecimiento y seguimiento de un conjunto de indicadores que miden el éxito y áreas de mejora dentro del programa de innovación.

6) La Ley del BHAG: El término «Big Hairy Audacious Goal»  fue propuesto por James Collins y Jerry Porras en su libro de 1994 titulado Built to Last:. Los hábitos exitosos de compañías visionarias. Un BHAG anima a las empresas para definir las metas con visión de futuro. Muchas empresas fijan metas que describen lo que esperan lograr en los próximos días, meses o años. Estos objetivos ayudan a alinear a los empleados de la empresa para trabajar juntos más eficazmente. A menudo, estos objetivos son muy tácticos, como «lograr un crecimiento de ingresos del 10% en los próximos 3 meses.». En definitiva, es una declaración estratégica de negocio que se crea en una organización para centrarse solo en el medio-largo plazo, susceptible de ser externamente cuestionable, pero no internamente considerado como imposible de cambiar.

7) La Ley de Ejecución: La capacidad de ejecutar tanto en la agenda de innovación y como en los objetivos trimestrales de la empresa en funcionamiento es una habilidad clave que la organización tiene que tener. Centrarse en una sola área de la ejecución sale de la otra a la deriva. La segmentación de las funciones de ejecución en silos independientes va en contra de la Ley de Cultura.

Fuente: PhilMckinney

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso