Las tribus que lideramos

Hace unos meses tuve el placer de asistir a una conferencia magistral de Seh Godin, sobre el poder de la sociedad civil, y me he animado a transcribir la esencia de esa magnífica conferencia.

Hace unos meses tuve el placer de asistir a una conferencia magistral de Seh Godin, sobre el poder de la sociedad civil, y me he animado a transcribir la esencia de esa magnífica conferencia.

“¿Qué hacemos nosotros para ganarnos la vida? ¿Qué es exactamente lo que hacen a diario las personas? Lo que hacemos es tratar de cambiarlo todo. Quiero sugerir que tratamos de encontrar algo en el «status quo» …algo que nos molesta, algo que necesita ser mejorado, algo que quiere ser cambiado, y lo cambiamos. Nosotros tratamos de hacer cambios grandes, permanentes e importantes, pero no pensamos en ello de esa manera. Y tampoco hemos pasado mucho tiempo hablando sobre cómo es el proceso. Yo lo he estudiado durante unos cuantos años y quisiera compartir unas historias con vosotros.

La primera es sobre un hombre llamado Nathan Winograd. Nathan era el subdirector en el «SPCA» de San Francisco (www.sfspca.org) y lo que posiblemente no sepan de la historia del «SPCA» es que fue fundada para matar perros y gatos. Las ciudades les daban los permisos para deshacerse de animales callejeros y destruirlos. En un típico año se sacrificaban cuatro millones de perros y gatos…la mayoría de ellos dentro de las 24 horas de haber sido sacados de las calles. Nathan y su jefe vieron esto y no pudieron tolerarlo. Así que se propusieron hacer de San Francisco una ciudad sin sacrificios. Crearon una ciudad entera donde todos los perros y gatos, a menos que estuviera enfermos o fuera peligrosos, pudiera ser adoptado y no sacrificados. Todos dijeron que era imposible. Nathan y su jefe fueron al consejo de la ciudad para tratar de cambiar la ordenanza. Gente de varios «SPCA» y organizaciones humanitarias de todo el país fueron a San Francisco para testificar contra ellos. Pero ellos persistieron.  Nathan fue directamente a la comunidad. Se conectó con gente a la que esto le importaba. Gente sin profesión, gente con pasión. Al cabo de solo unos cuantos años, San Francisco se convirtió en la primera ciudad sin sacrificios de USA. Logró esto sin causar déficit. Apoyado solo y completamente por la comunidad.

Cuando pienso en lo que Nathan hizo y en lo que hacen las personas, pienso en ideas. Y pienso acerca en la idea que crear una idea y difundirla. Yo no sé si alguna vez han ido a una boda judía pero lo que ellos hacen es tomar una bombilla…y aplastarla. La razón es que aplastar la bombilla indica un cambio del antes al después. Es un momento en el tiempo. Hoy quisiera plantear que estamos viviendo una época combulsa, y estamos en el momento clave de cambio en la forma en la que las ideas son creadas, difundidas e implementadas.

Empezamos hace un tiempo con la idea de las fábricas…que era posible cambiar todo el mundo si tenías una fábrica eficiente que pudiera producir. Luego pasamos a la idea de la televisión. En ella, si se tenía une frase atractiva y si conseguías estar en televisión el tiempo suficiente, si puedes comprar suficientes GRPs, podías vencer. Ahora estamos en un nuevo modelo de liderazgo…en el que la forma en la que producimos cambios no es con dinero…ni a través de poder para influenciar el sistema…sino liderando.

Profundicemos sobre los tres ciclos. El primer ciclo es el de fabricar. Henry Ford tuvo una gran idea. Esta le permitía contratar gente a la que le solían pagar 50 centavos al día. Con este tipo de ventaja puedes producir gran cantidad de coches. Puedes generar muchos cambios. Puedes construir caminos. Puedes cambiar por completo la esencia misma de un país. La esencia de lo que haces es que necesitas mano de obra cada vez más barata y máquinas cada vez más rápidas. El problema que tenemos es que las dos cosas se nos están acabando. Mano de obra y máquinas cada vez más baratas y rápidas.

Así que cambiamos al siguiente ciclo, la Televisión…..Toma una buena idea y empújala hacia el mundo. Si tengo un mejor producto…… y si consigo dinero suficiente para decirles a suficientes personas, venderé lo suficiente. Y puedes construir una industria completa basada en esa premisa. Si es necesario puedes poner bebés en tus anuncios. Si es necesario puedes poner bebés para vender otras cosas. Y si los bebés no funcionan, puedes usar médicos. Pero ten cuidado…porque no quieres encontrarte en una yuxtaposiciones desafortunada…dónde estás hablando de una cosa en lugar de otra. Este modelo requiere que actúes como el rey…como la persona al frente de sociedad  tirando cosas a los peones que están atrás. Este modelo requiere que tú seas el que está al cargo y el que le diga a la gente que hacer después.. Este método, de mercadeo masivo, requiere ideas promedio, porque estas dirigiéndote a las masas…y con mucha propaganda. Hipnotizando a todos a que donen a nuestra causa. Hipnotizarlos para que voten por nuestro candidato. Pero desafortunadamente eso parece no funcionar tan bien ahora.

Pero hay buenas noticias. Noticias realmente muy buenas. Yo lo llamo la idea de las tribus. El de las tribus es un concepto muy sencillo que data de unos 50 mil años. Se trata de liderar, de conectar personas y de conectar ideas. Y eso es algo que la gente siempre ha querido. Mucha gente está acostumbrada a tener tribus, espirituales o religiosas…tribus de trabajo…tribus de la comunidad. Pero ahora, gracias a Internet, gracias a la explosión de medios masivos, y gracias a muchas otras cosas que están emergiendo en nuestra sociedad por todo el mundo, las tribus están en todas partes.

Se suponía que Internet homogeneizaría a todos al interconectarnos. En lugar de ello, ha permitido que se creen focos de interés.

No necesitas a todo el mundo…Lo que Kevin Kelley nos ha enseñado es que solo necesitasmil verdaderos fans….Y eso significa que la idea o productos que crees, no es para todo el mundo. No es una cosa masiva. De lo que se trata, en cambio…es de encontrar a los verdaderos creyentes. Es fácil mirar lo que he dicho hasta ahora, y decir, «Espera, yo no tengo lo que se necesita para ser esa clase de líder.»

Los Beatles no inventaron a los jóvenes. Solamente decidieron liderarlos. La mayoría de los movimientos, la mayoría del liderazgo que ejercemos se trata de encontrar un grupo desconectado pero que ya tiene un clamor. No se trata de persuadir a la gente a que le guste algo que aun no tienen. Simplemente unirlos.

Hugo Chavez no inventó el descontento de las clases media y baja de Venezuela. El simplemente las lideró

Bob Marley no creó a los Rastafaris. El solo dio un paso adelante y dijo, «Síganme»

Lo que todas estas personas tienen en común es que son herejes. Los herejes miran al «status quo» y dicen, esto no funciona. No puedo tolerar este status quo. Estoy dispuesto a levantarme y mover las cosas. Puedo ver como es el status quo. Y no me gusta. Que en lugar de ver todas las pequeñas reglas y seguirlas una por una, alguien que está medio dormido, siguiendo instrucciones, manteniendo la cabeza baja, encajando, cada cierto tiempo alguien se pone de pie y dice, «Yo no». Alguien se hace presente y dice, «Esto es importante. Tenemos que organizarnos alrededor de ello». Y no todos lo harán, pero no necesitas de todos. Solo necesitas unos pocos que mirarán las reglas, y se darán cuenta que no tienen sentido, y se darán cuenta que quieren estar conectados. Juntos contra esa regla estúpida!

Así que Tony Shea no dirige una tienda de zapatos. Zappos no es una tienda de zapatos. Zappos es el único, el mejor lugar que nunca hubo, para que las personas interesadas en zapatos se encuentren y puedan hablar de su pasión. Para conectarse con gente a la que le importa más el servicio al cliente, que vender .Puede ser algo tan prosaico como zapatos, o algo tan complicado como cambiar al gobierno.

Michelle Kaufman fue pionera en la forma de pensar sobre arquitectura ambiental. Ella no lo hace construyendo silenciosamente una casa. Ella lo hace mediante una historia para las personas que quieren o¡írla. Mediante la conexión de una tribu de personas que quieren desesperadamente conectarse entre sí. Lo hace liderando un movimiento. Haciendo un cambio. Y así sigue y sigue y sigue.

Así que les propongo tres preguntas. La primera es, ¿a quién exactamente están molestando? Porque si no molestas a nadie no estás cambiando el status quo. La segunda es, ¿a quiénes estás conectando? Porque para muchas personas, eso es lo que quieren. La conexión que se hace entre unos y otros. Y la última es, ¿a quiénes estás liderando? Porque liderando, es donde se produce el cambio.

Así que Blake, de Tom Shoes, tuvo una idea simple.»¿Qué pasaría si cada vez que alguien comprara un par de zapatos yo le diera el mismo par a alguien que ni siquiera tiene un par de zapatos?» Esta no es la historia de cómo consigues lugar en los estantes de Neiman Marcus. Es la historia de un producto que cuenta una historia. Y mientras caminas por ahí con este par de zapatos y alguien pregunta, «¿Qué son? Tu puedes contarles la historia en lugar de Blake, o en lugar de la gente que consiguió los zapatos y de repente no es solo un par de zapatos o 100 pares de zapatos…Son decenas de miles de pares de zapatos.

No es necesita pedir permiso a las personas para liderarlas .Pero en caso que lo necesites, aquí están. Ellos, allá afuera, están esperando. Nosotros estamos esperando para que tú nos muestres a donde ir. Así que lo que los líderes tienen en común es lo siguiente. Lo primero es que ellos se enfrentan al status quo. Ellos cuestionan lo que pasa actualmente. Lo segundo es que construyen una cultura. Un lenguaje secreto, un saludo de 7 segundos. Una forma de saber si estás dentro o estás fuera. Ellos tienen curiosidad. Curiosidad sobre la gente en la tribu. Curiosidad sobre gente fuera de ella. Ellos hacen preguntas. Conectan gente. ¿Saben qué es lo que la gente quiere más que cualquier otra cosa? La gente quiere ser extrañada. Ellos quieren que se les extrañe el día que no estén. Y los líderes de la tribu pueden hacer eso. Es fascinante porque todos los líderes de tribu tienen carisma. Pero no se necesita de carisma para ser líder. El ser líder te da carisma. Si miras los líderes que han triunfado, te das cuenta que es de ahí de donde les viene el carisma. De liderar. Finalmente, se comprometen. Se comprometen a la causa. Se comprometen con la tribu. Se comprometen con la gente que está en la tribu.

Así que les pediría que hicieran algo por mí…y espero que lo piensen antes de rechazarlo. Lo que quiero que hagan sólo toma 24 horas. Es crear un movimiento. Algo que valga la pena. Empiézalo. Hazlo. Lo necesitamos.”

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso