El nuevo líder de la revolución social y medioambiental

Tras leer el magnífico III Estudio de Marcas con Valores, me quedo con el apartado del perfil del líder de las nuevas organizaciones del siglo XXI, en plena crisis climática y social.

La emergencia climática, las brechas sociales y la disrupción tecnológica obligan a las empresas a adaptarse a la nueva realidad social y de mercado, pero, sobre todo, a coliderar la transformación necesaria.

 

La pregunta es: ¿quiénes van a ejercer ese liderazgo durante la próxima década y cómo van a hacerlo?

Liderar desde la ética

La sostenibilidad –económica, social y medioambiental– es la gran cuestión ética de este siglo, como lo fue en el siglo XX la igualdad racial o el estado de bienestar. Por ello, las empresas tienen el deber de elevar su desempeño ético y posicionarse activamente en favor de la sostenibilidad sin más demora. Eso implica estar dispuestas a renunciar al rédito cortoplacista imperante y asumir una visión estratégica de largo plazo.

“El desafío es tan grande que, o lo hacemos juntos, o no será posible”

Tendencias-liderazgo-clima-sociedadLiderar desde el propósito

Ser una Marca con Valores hoy no es una cuestión de etiquetas –si es que alguna vez lo ha sido– sino que tiene que ver, más bien, con la coherencia y consistencia del modelo de negocio y gestión de la cadena de valor de las organizaciones respecto a su propósito. Va más allá de cualquier declaración de intenciones: se trata de asumir, con responsabilidad, un papel protagonista a través del desempeño sostenible. El propósito corporativo no solo debe definir el por qué, sino también el para qué existo. Activar el propósito es garantizar que el bienestar de las personas es el foco de la estrategia.

Liderar desde el ejemplo y la transversalidad

La gestión de la coherencia define los valores de la marca. “Ser y hacer antes que parecer” sigue más vigente que nunca y es precisamente la gestión de la coherencia ética interna la base de generación de confianza y credibilidad hacia todos los grupos de interés.

Desarrollar el arte de la colaboración en la dimensión interna de las organizaciones y lograr que la marca sea un proyecto compartido conlleva una transformación cultural tan eficiente como necesaria. Promover cambios culturales basados en valores compartidos solo es posible ejerciendo un liderazgo inclusivo, valiente y facilitador.

Liderar en la sostenibilidad corporativa implica holocracia en la toma de decisiones y mucha escucha activa y participativa hacia todos los grupos de interés. Aprender de la divergencia y gestionar la interdisciplinaridad dando espacio a la inteligencia colectiva que impulsa la innovación social se presenta como una oportunidad para conectar el ecosistema de la organización con el contexto en el que convive.

Liderar desde la perspectiva intergeneracional

No olvidemos que en este nuevo entorno convivirán seniors, babyboomers, generación X, millennials y generación Z. Tampoco olvidemos que la alteración de las estructuras sociales está forzando a una redefinición de los roles (sin ir más lejos, presidentes del Gobierno están reuniéndose con una niña de 16 años que les exige mayor ambición climática). Tampoco obviemos que los X –aquellos nacidos entre los años 70 y los 80– serán los «jefes» de los Z –nacidos a finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000– en esta década 20/30. Ese liderazgo intergeneracional va unido a valores como la horizontalidad, la diversidad o la co-participación, lo que hace imperioso un cambio de modelo en las relaciones laborales.

Liderar desde lo glo-cal (global y local)

Vivimos en un mundo global atravesado por desafíos también globales como la emergencia climática. Sus consecuencias no tienen por qué ser (siempre) visibles ni impactar (directamente) en nuestra vida para saber que sus efectos no eligen ni el cuándo, ni el cómo ni el quién. Un líder debe entender que el entorno cercano es relevante, pero a su vez formamos parte de un todo. Lo glo-cal se convierte así en el nuevo mantra: «Piensa globlamente, actúa localmente».

Liderar desde la co-responsabilidad

Es esencial entender que el desafío es tan grande que, o lo hacemos juntos, o no será posible. Por un lado, el papel del líder dentro de cada organización –personalizado en el rol del CEO– ofrece la oportunidad de construir e inspirar desde su figura un relato auténtico, en el que los intereses de la compañía se aúnen con los intereses de la sociedad, generando una cultura corporativa que acompañe a todos los individuos que la conforman. Pero todos los agentes que forman parte del sistema deben dar pasos en esa dirección colaborativa.

Veo movimientos esperanzadores en la ciudadanía, contagiados por las nuevas generaciones activistas, en los políticos y legisladores, en los inversores, en las empresas tradicionales y en las nativas sostenibles, en los medios de comunicación, en el ámbito científico y cultural y en la sociedad civil en su conjunto.

Liderar hoy es sinónimo de co-liderar
El reto es de y para todos

 

Angel-Bonet-Tendendencias-de-futuro

 

Escuchar Podcast

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso