Los líderes del cambio empresarial

Las empresas de la vieja economía, es decir, aquéllas que se sustentan en productos y servicios desarrollados en el siglo XX y/o con base analógica, suelen estar dirigidas por ejecutivos con perfil y valores de la vieja economía. Esto complica muchísimo el liderazgo hacia la transformación y adaptación empresarial, con los retos que se nos presentan en el siglo XXI.

Cuando uno analiza las diferencias entre un ejecutivo de la vieja y de la nueva economía encuentra tantas diferencias, que se me antoja misión casi imposible que un ejecutivo “clásico” pueda evolucionar hasta convertirse en un líder de la nueva economía. Lógicamente hay muchas excepciones que confirman la regla, pero por lo general el conflicto generacional entre padres e hijos en la empresa familiar, o entre los ejecutivos del siglo XX y los del siglo XXI, es terrible. Además, tiene consecuencias devastadoras para la compañía tradicional, que necesita adaptarse a la nueva economía, compitiendo con empresas digitales con ejecutivos modernos.

Diariamente tengo la oportunidad de trabajar con altos ejecutivos de los dos perfiles y las principales diferencias que me suelo encontrar, más allá de la edad son:

Diferencias entre el líder tradicional y los líderes del cambio empresarial

1º Mientras uno administra, el otro innova. Cada vez es menos atractivo el perfil ingenieril o economista y más el marketiniano o digital.

2º Uno se dedica a copiar, el otro intenta ser original. La orientación al cliente obliga al nuevo líder a trabajar en la sorpresa y la originalidad en toda su cadena de valor.

3º El tradicional acepta los procesos de siempre como correctos, el nuevo líder investiga constantemente nuevas maneras de mejorar.

4ª El primero se centra en el control, el líder del S.XXI inspira confianza. Las personas son prioritarias en la agenda del nuevo CEO, obsesionado por tener el mejor equipo y lo más motivado posible.

5º Del corto plazo al largo plazo. El nuevo líder sacrifica los beneficios de hoy por el liderazgo del futuro. Es obsesivo por ser el protagonista de la revolución empresarial.

6º Pregunta cómo y  cuándo frente al qué y por qué. En la era de la Sociedad de la Información, la clave es el proceso no el resultado, que es una mera consecuencia de lo primero.

7º Mientras uno mira la línea de fondo, el otro mira hacia el horizonte. Para poder transformar un sector hay que tener amplitud de miras, y tener amplitud de miras para poder liderar el cambio.

Aceptar el status quo frente a desafiar el status quo. El ejecutivo del futuro no teme los cambios y los cambios son parte de su estilo de vida y de su gestión.

9º La gran mayoría de los actuales ejecutivos de la antigua economía hacen las cosas bien, mientras que los nuevos líderes hacen lo correcto, aunque eso no les dé un beneficio personal o a corto plazo.

Sin duda las diferencias son más que significativas. Si además a esto se le suma que los nuevos ejecutivos, además están obsesionados por transformar el planeta y desafiar el status quo, no es difícil ver cómo la lista del Forbes 100 está cada vez más repleta de este tipo de nuevas compañías y ejecutivos.

Yo soy de la opinión que un ejecutivo, independientemente de su edad y de su trayectoria o perfil, puede adaptarse a la nueva economía. Pero desgraciadamente hay muchos que no sólo no quieren, sino que no son conscientes de que están arrastrando a su empresa, y en consecuencia a sus  empleados, a la ruina. Es lo que denomino el “ejecutivo inconsciente”, que cree que las viejas fórmulas y su zona de confort le van a permitir sobrevivir hasta su jubilación….y, lamentablemente, eso no va a ocurrir.

Sólo aquellos ejecutivos que gestionen sus organizaciones con los códigos de la nueva economía, podrán sobrevivir y liderar los nuevos retos de los mercados, haciendo frente a los nuevos competidores y adaptándose a los nuevos consumidores.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso