Los 14 principios de las organizaciones del futuro

Tras 20 años de asesoras a empresarios y empresas en cómo ser más exitosas y eficientes, y tras haber participado en cientos de casos, las mayoría éxitosos y algunos desastrosos, uno desarrolla una habilidad “intuitiva” de como son y cómo deberían ser las organizaciones para tener éxito. Si pudiera resumirla en principios básicos, estos 14 lo reflejan a la perfección (salvando las distancias en cuanto a situación propia de las empresas, carácter del Consejo y su CEO y situación de su sector).

1. Compañías “glocales” con corporativos pequeños.

La moda de internacional las compañías con grandes equipos en central que controlaban todo, ha acabado (por suerte de todos los country managers, y mala suerte por las grandes firmas de consultoría que lo pusieron de moda…). En la era del conocimiento global, la ubicación física del equipo no es relevante, y si lo es un buen control de la operación local, para garantizar una máxima adaptabilidad de los productos y servicios al cliente.

2. Mano de obra en red.

Una empresa no puede tener una fuerza de trabajo distribuida globalmente  a menos que la fuerza de trabajo sea capaz de mantenerse en contacto con las personas adecuadas y la información pertinente; en cualquier momento y en cualquier lugar y en cualquier dispositivo. Esto significa la implementación de tecnologías colaborativas adecuados que permitan que esto suceda. La tecnología es el sistema nervioso central de una organización moderna.

3. Intraemprendedoras

El mismo espíritu, la pasión y la creatividad que tienen los empresarios también deben ser promovidas dentro de las organizaciones. Los empleados deben ser capaces de poner a prueba ideas, llevar a cabo experimentos, nuevos proyectos, y en definitiva innovar constantemente.

4. Funcionar como una pequeña empresa

Una pequeña empresa toma decisiones de forma rápida, no está empantanada por la burocracia, y son más ágiles y adaptables. En una rápida evolución de las organizaciones mundiales no pueden operar como sus estereotipadas «yo» donde sus empleados pasan todo su tiempo revisando el correo electrónico, y van de reunión en reunión interna, básicamente, trabajando para la dirección y el corporativo y no para el cliente.

5. Centrarse en atraer y retener al mejor talento.

Hoy en día, los empleados talentosos están viendo todo tipo de oportunidades para ganarse la vida más allá del empleo tradicional. Esto significa que con el fin de atraer a los mejores talentos, las organizaciones deben crear un ambiente de trabajo donde los empleados realmente quieran estar allí en lugar de asumir que tienen que estar ahí.

6. Adaptarse al cambio más rápido.

Hoy en día, «seguidores tardíos» significa «fuera del negocio». Hace años era aceptable ver lo que otras empresas estaban haciendo y ser un «seguidor rápido», no tan hoy. Las decisiones se han de tomar más rápido y las acciones tienen que ser más ágiles. Esto no sólo afecta a una rápida  adaptación a las nuevas tecnologías, sino además, a nuevos productos, servicios y modelos de relación con clientes.

7. Innovación en todas partes

La innovación ya no proviene de un equipo, un departamento, o de unas pocas personas en la parte superior de la organización. Con el fin de tener éxito en un mundo que cambia rápidamente la innovación debe tener la capacidad de venir de cualquier parte incluso fuera de la empresa. Además «Idea» e «innovación» son dos cosas diferentes. Las ideas ocurren todo el tiempo, pero el proceso de tomar esa idea y que se convierta en algo, es la innovación. ¿Tu organización permite que cualquier persona que presente una idea se le dé la oportunidad de convertir esa idea en algo?

8. Trabajar en la nube

Las actuales infraestructuras tecnologías tienen una vida útil muy corta y sus días están contados. ¿Cuánto tiempo crees que tu empresa podría sostenerse contra otro competidor que sea capaz de adaptarse a los cambios tecnológicos más rápido que tú? Tres años? cinco años? Tal vez diez años? En todo caso mejor externalizar y/o trabajar en nube para evitar ese riesgo.

9. Más mujeres en puestos de alta dirección

Si la actual guerra en las empresas globales es el talento, y las nuevas habilidades que se requieren de los nuevos ejecutivos, son más afines a las mujeres que a los hombres (flexibilidad, creatividad, practicidad, trato, no competir, etc…), es evidente que las empresas que focalicen sus esfuerzos en equilibrar la paridad hombre/mujer, y a su vez crean un entorno adecuado para conciliación familiar y el teletrabajo, ganaran la batalla del talento.

10. Estructura más plana

Las actuales estructuras jerárquicas, top/down, donde existe un innumerable número de niveles, atenta directamente con la orientación al cliente, y genera unos costes directos e indirectos de gestión y burocracia, que no tienen sentido estratégico en la era de la información.  Hoy en día un cargo intermedio solo tiene sentido si aporta un valor “claro” en la operación y en consecuencia sobre los clientes. El control se puede ejecutar perfectamente con nuevas tecnología y accountability.

11. Cuentan historias

Muchas veces las organizaciones se centran en contar historias a los clientes, a construir relaciones con él, provocar una respuesta emocional, alinearse con los valores de los clientes, y conseguir que compren. Pero también es crucial contar historias a los empleados también. Los empleados quieren trabajar para las organizaciones en las que creen y cuyos valores se alinean con los suyos propios.  No hay mejor manera de hacerlo que a través de contar historias acerca de cómo la compañía comenzó, por qué existe, dónde se va y de la mano de quien va (equipo directivo).

12. Democratizan el aprendizaje

En la mayoría de las empresas hoy en día, si quieres aprender algo, tienes que reservar una clase o una sesión de entrenamiento, a menudo con días o semanas de antelación. El actual aprendizaje es un proceso muy estructurado y lineal que se ha quedado completamente anticuado. Para la organización futura cualquier empleado debería ser capaz de actuar como un profesor o un estudiante que puede aprender de sus colegas en cualquier momento y en cualquier lugar. Por supuesto, esto se facilita en gran medida mediante el uso de tecnologías de colaboración.

13. Cambian beneficios por prosperidad

El beneficio es sólo el beneficio económico que una organización recibe y es la principal medida de éxito para la mayoría de ellas. Prosperidad en cambio se ve más allá de la cantidad de dinero que una empresa hace y mide cosas como la salud, el bienestar de los empleados, la participación comunitaria, la sostenibilidad, la felicidad, y tener un impacto positivo en el mundo. Estos son los valores y atributos que la futura organización debería perseguir  y poseer además de los económicos.

14. Se adaptan al futuro empleado y directivo.

No hace falta decir que la organización del futuro debe adaptarse a los cambios que estamos viendo en torno a cómo los nuevos empleados trabajan y cómo los nuevos  gerentes gestionan.

Finalmente y a modo de resumen un día un alto ejecutivo amigo mío, al cual admiro profesional y personalmente, y el cual ha tenido un enorme éxito en todas las organizaciones en las que ha estado me dio una frase para enmarcar que resume a la perfección estos 14 principios:

“THINK MARKETEER, ACT ENTRETAINER, BEHAVE LIKE STAR UP (ALWAYS BETA)”

Lamentablemente la semana pasada abandonó su puesto en una de las principales compañías de nuestro país, miembro del IBEX, por qué no le entendían y no se sentía cómodo en una estructura tan politizada y poco ejecutiva…. cuanto trabajo nos queda por hacer en nuestras grandes empresas Españolas.

 

Fuente: Forbes

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso