METAVERSO

Desde que descubrí que una de las fuentes de inspiración de algunos científicos e investigadores son los guionistas de Hollywood y las novelas de ciencia ficción, estoy muy atento a este género para imaginarme el futuro. Uno de esos “visionarios” del séptimo arte es sin duda Steven Spielberg, con títulos tan sorprendentes a su época como Blade Runner, ET, Encuentros en la tercera fase y la sorprendente “Ready Player One” de 2018. Esta película, nos acerca con mucha precisión a mi visión del mundo en 2045.

La historia sigue los pasos del joven Wade Owen Watts, un jugador de videojuegos que, como el resto de la humanidad, prefiere pasarse el día inmerso en un mundo de realidad virtual, llamado OASIS, al cada vez más sombrío mundo real, donde el deterioro medioambiental y la desigualdad social, ha arrinconado al ser humano en vivir en una especie de colmenas humanas, hacinados en mega ciudades.

¡Tal y como define Xataka, es un nuevo concepto de mundo virtual por el que Facebook o Google, Nvidia y Microsoft están decidiendo apostar muy fuerte, hasta tal punto que Facebook le ha cambiado el nombre a su empresa por Meta!

El Metaverso es un mundo virtual, uno al que nos conectaremos utilizando una serie de dispositivos que nos harán pensar que realmente estamos dentro de él, interactuando con todos sus elementos. Será como realmente tele transportarse a un mundo totalmente nuevo a través de gafas de realidad virtual y otros complementos que nos permitirán interactuar con él.

En su visión, Facebook espera que el metaverso pueda ofrecer tantas oportunidades como el mundo físico real, con la posibilidad de crear nuestros propios negocios en él. Imagínate poder caminar por las calles de la ciudad Bonet, y poder charlar con los avatares virtuales de otras personas, que han abierto unas tiendas y nos ofrecen poder probarnos y comprar ropa virtual, un coche virtual, o un apartamento virtual. También puede tener aplicaciones prácticas, como reuniones de trabajo en la que todos compartan una oficina virtual conectándose desde sus casas, y ni siquiera tengan que preocuparse por arreglarse para la reunión. Da igual si estás en pijama o despeinado, lo que el resto de personas verá será tu avatar, tu personaje virtual.

Un metaverso también podría tener su propia economía, con algún tipo de moneda virtual que podamos comprar con nuestro dinero real, o ganar de alguna manera dentro de las interacciones que ofrezca. Quizá incluso se puedan crear puestos de trabajo. «¿En qué trabaja tu sobrino? Es el encargado de una tienda virtual en el metaverso».

La oportunidad global de ingresos de metaverso podría acercarse a $ 800 mil millones en tan solo 2 años, según Bloomberg: 

 

Y por último, el metaverso conectará a los seres humanos como nunca antes ninguna red social, permitiéndonos interactuar con personas que están físicamente lejos de una manera más realista, mirándonos a nuestros ojos virtuales y a nuestras gesticulaciones reproducidas por los sensores del casco de realidad virtual que llevemos. Podremos hablarnos, podremos pasear por mundos virtuales, y no importará desde dónde nos conectemos. Incluso podremos expresarnos como realmente nos sentimos que somos, y no cómo somos físicamente.

Mi visión es que el metaverso va a ser un rotundo éxito, y una oportunidad de negocio multimillonaria. Solo hay que ver lo que ya está pasando hoy con nuestros jóvenes. Los niños españoles de entre 12 y 17 años pasan una media de 1.058 horas y media conectados a Internet al año, según el estudio «Familias hiperconectadas: el nuevo panorama de aprendices y nativos digitales» de la plataforma Qustodio. ¡Esto supone que el número de horas que están conectados al año los estudiantes de Secundaria supera en 4 horas y 30 minutos el tiempo que pasan en el colegio, y esto es extrapolable a casi todos los países avanzados del planeta!

 Si hoy no estás pensando en cómo tener tu negocio en el metaverso es posible que pierdas una gran oportunidad o lo que es peor, que tu negocio no tenga futuro.

 

Deja un comentario

Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso