Robots, next revolution

Cuando uno ve películas sobre Rotos como Ex Machina o Robot & Frank, ve claramente que la relación entre robots y humanos es tan factible como beneficiosa. Cuantas veces la ciencia ficción no se ha cumplido a lo largo de la historia, no hay como mezclar imaginación  y tendencias para adelantarse al futuro. De hecho mucho investigador se inspira en esta industria para crear e innovar.

La irrupción de los robots en nuestra sociedad ya es una realidad. De momento han empezado por la industria, pero no tardarán en entrar en nuestras casas. De momento los prototipos que existen son muy primarios y poco inteligentes, pero solo hay que analizar la historia de los ordenares para intuir lo que va a ocurrir en los próximo años.

Una breve aproximación histórica a los ordenadores

La primera máquina de calcular mecánica, un precursor del ordenador digital, fue inventada en 1642 por el matemático francés Blaise Pascal. Aquel dispositivo utilizaba una serie de ruedas de diez dientes en las que cada uno de los dientes representaba un dígito del 0 al 9.

Primera Generación (de 1951 a 1958)

Los ordenadores de la primera Generación emplearon válvulas para procesar información. Los operadores introducían los datos y programas en código especial por medio de tarjetas perforadas. El almacenamiento interno se lograba con un tambor que giraba rápidamente, sobre el cual un dispositivo de lectura/escritura colocaba marcas magnéticas, constituyendo el antecesor de los discos duros actuales. Eckert y Mauchly contribuyeron al desarrollo de ordenadores de la 1ª Generación formando una compañía  privada y construyendo UNIVAC I, que el Comité del censó utilizó para evaluar el de 1950.

Segunda Generación (1959-1964)

El invento del transistor hizo posible una nueva generación de ordenadores, más rápidos, más pequeños y con menores necesidades de ventilación. Sin embargo el costo seguía siendo una porción significativa del presupuesto de una Compañía. Los ordenadores de la segunda generación también utilizaban redes de núcleos magnéticos en lugar de tambores giratorios para el almacenamiento primario. Estos núcleos contenían pequeños anillos de material magnético, enlazados entre sí, en los cuales podían almacenarse datos e instrucciones. Eran sustancialmente más pequeños y rápidos que los de válvulas, y se usaban para nuevas aplicaciones, como en los sistemas para reserva en líneas aéreas, control de tráfico aéreo y simulaciones para uso general. Las empresas comenzaron a aplicarlos para tareas de almacenamiento de registros, como manejo de inventarios, nómina y contabilidad.

Tercera Generación (1964-1971)

Los ordenadores de la tercera generación emergieron con el desarrollo de los circuitos integrados (chips de silicio) en los cuales se colocan miles de componentes electrónicos, en una integración en miniatura. Los ordenadores nuevamente se hicieron más pequeños, más rápidos, desprendían menos calor y eran más eficientes.

La cuarta Generación (1971 a la fecha)

Dos mejoras en la tecnología de los ordenadores marcan el inicio de la cuarta generación: el reemplazo de las memorias con núcleos magnéticos, por las de chips de silicio y la colocación de muchos más componentes en un Chip: producto de la microminiaturización de los circuitos electrónicos. El tamaño reducido del microprocesador hizo posible la creación de los ordenadores personales. (PC) y la integración del ordenador como elemento esencial de las Telecomunicaciones.

Si analizamos brevemente la historia de los ordenadores veremos que desde los primeros a los años 60 (que tenían el tamaño de una habitación) hasta el portátil moderno del año 2.000 solo pasaron 40 años. Si nos ubicamos en la era de los robots en aquellos años 60 y tenemos encuentra que hoy la tecnología acelera vertiginosamente los procesos, no sería de extrañar que la mayoría de los seres humanos tuviéramos un Robot en nuestras casas en un plazo no mayor de 20 años!

Más allá de debates morales, el principal debate es sobre el modelo productivo. El 60% de los trabajos que existen en la realidad serán hechos perfectamente por robots, con lo que la pregunta a responder es, ¿a que se dedicará el hombre?. La destrucción de empleos será exponencial e irá de tareas más mecánicas a más intelectuales. Desde repartidores, choferes, mecánicos, trabajos en el campo, pasando por doctores, abogados  e incluso artistas. Todos son profesiones que serán realizadas por robots, en un alto porcentaje.

Esto va a obligar a crear nuevas profesiones y tareas para el ser humano, proporcionándole mayor calidad de vida y probablemente frenando su crecimiento demográfico.

En la actualidad ya existen cientos de empresas que están desarrollando robots para todo tipo de industrias, incluso la “de compañía”, y que año a año van mejorando sus modelos y creciendo su demanda.

Solo hay que ver el campeonato de Robots inteligentes que se celebra en USA para apreciar a que nivel se encuentra ya la industria: www.theroboticschallenger.org

Empresas como KUKA, BAXTER, ROOMBA, INTEL ROBOTS, MATTERNET, JIBO, etc…. Están en el liderando esa revolución tecnológica que revolucionará nuestras vidas mucho más que el propio ordenador.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso