Se disruptivo, en tiempos disruptivos

En el mundo actual, el cambio es la única constante, y la complejidad del cambio en sí misma está aumentando exponencialmente, debido a la velocidad de la misma, provocada por la revolución tecnológica, y su profundidad y calado, por la incipiente revolución social y medioambiental. Para cualquier persona, quedarse quieto equivale a un gran riesgo de quedarse fuera del mercado laboral, a la vez que desperdiciamos la oportunidad de ser un agente activo del cambio. Como resultado, o te transformas a ti mismo, o tu vida carecerá de sentido y alguien ocupará tu lugar, profesionalmente hablando. Tu éxito como empleado, emprendedor, ejecutivo, empresario o ser humano depende de ello. ¿Porqué, hay algo más exitoso, que ser parte de un proceso de mejora de la sociedad y el medioambiente? Yo estoy convencido de que no.

No pretendo dar lecciones de filosofía, pero sí puedo ayudar a inspirarte profesionalmente, en cómo adaptarte al momento que estamos viviendo. Estoy seguro, te ayudará en tu viaje personal.

PIENSA EN GRANDE

Rediseña tu plan de negocio o estrategia, pensando en grande y a largo plazo. No te limites a proyectar lo que has conseguido hasta ahora, en términos de crecimiento porcentual, sino exponencial y disruptivo. Y, sobre todo, no diseñes el futuro basándote en el pasado, es un error enorme. Como es posible que consigas adaptarte a los cambios futuros, con los mismos paradigmas, frenos y herramientas del pasado. Dibuja en una hoja en blanco, sin “legacy”, después ya tendrás tiempo de ajustar las ambiciones o necesidades futuras con los recursos actuales, pero no lo diseñes capados por ellos, jamás te adaptarás a la velocidad requerida, ni te acercarás…. “The limit is the sky”

AISLATE

Steve Jobs dijo la famosa frase: «Es mejor ser un pirata que unirse a la Marina» e izó una bandera pirata fuera del edificio que albergaba el equipo de desarrollo de Mac. Debes aislarte del resto de las empresas y de tu competencia. ¿Por qué? Porque la mayoría de las empresas sufren de «inercia organizativa»: la noción de que una vez que una empresa logra el éxito, su deseo de desarrollar y defender soluciones de nuevas tecnologías disruptivas a menudo se ve atenuado por el deseo más fuerte de no perturbar los mercados existentes y perder dinero. No digamos si encima proponemos transformar las reglas del juego empresarial, introduciendo la economía social….

¡Muchas organizaciones, y la mayoría de las personas exitosas, desarrollan un “sistema inmunológico” contra cambios significativos! La inercia es el miedo al fracaso en general y lo desconocido.

EXPERIMENTA

El camino hacia el éxito está lleno de fracasos. Debes tener una estrategia para manejar el riesgo y aprender de los errores inevitables. Esta estrategia incluye tener un sesgo por la acción, la experimentación y el riesgo. Si no te avergüenzas de la primera versión de tu producto, lo lanzaste demasiado tarde. Sino no te cuestionan tus allegados es que no estas cambiando las cosas. Este es el espíritu de la disrupción.

Una mentalidad de aceptación de riesgos y de fracasos, son claves para poder adaptarse a los grandes retos que se presentan. En muchas ocasiones nos desaprobarán, accionistas, jefes, colegas, familiares y una parte de la sociedad. Probar ideas “locas” significa oponerse a la opinión de los expertos y asumir grandes riesgos. Significa no tener miedo de fallar, porque se fallará. ¡Y eso está bien! Es parte del viaje de la innovación y la disrupción. Y si no que se lo digan a Alexander Graham Bell, que cuando inventó el teléfono y le dijeron que era un juguete inservible…o cuando Thomas J. Watson, presidente de IBM que afirmó en 1943 que solo habría mercado en el mundo para unos 5 ordenadores….

RECOMPENSATE

Desde hace siglos, el sistema económico capitalista, nos ha llevado a un colapso de los recursos naturales del planeta, y que, sin negar su aportación a la evolución de la sociedad, ha creado una desigualdad creciente entre ricos y pobres. Ese sistema ha calado hasta tal punto, que nos ha hecho creer que el éxito solo es ganar dinero.

En el viaje de la disrupción social y medioambiental, donde el verdadero éxito es la mejora de la sociedad y el planeta, y el ganar dinero una consecuencia, imprescindible para amplificar su impacto; ¡es fundamental que establezcas nuevos códigos de reconocimiento interior, dado que los estímulos externos te serán muy desfavorables y escasos…pero no desfallezcas, llegarán!

En resumen, el secreto para ser disruptivo, se basa en gran medida en 3 factores:

  1. Autonomía: No esperes nada de nadie, la gran mayoría de gente se mueve por intereses y egoísmo, con un código equivocado del éxito, se tú mismo y marca tu propio destino y recompensas.
  2. Evolución: Amplia y expande tus propias habilidades. No dejes nunca de aprender, se curioso y rodearte de “gente buena, buena gente”.
  3. Propósito: Necesidad de que nuestras vidas signifiquen algo más. Céntrate en dar y no esperes recibir. Deja huella en tu entorno y ayuda a todas las personas que puedas. Eso es el verdadero éxito del ser humano.

Vivimos tiempos increíbles. El potencial que tú tienes para cambiar las cosas es mayor que nunca, y las empresas, sin duda son el motor del cambio.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso