Somos lo que comemos: #veggie #sin #bio

Esta semana pasada ha tenido lugar en mi querida Barcelona la cita ineludible del mundo de la alimentación: ‘Alimentaria’, con innumerables novedades y tendencias.

Es evidente que el nuevo consumidor, la distribución y su presión con las marcas propias y el e-commerce, está empujando a toda la industria reinventarse y poner foco, más que nunca al I+D+i.

Las grandes marcas de alimentación están liderando las nuevas tendencias, que se enmarcan en el mundo vegetariano, vegano, la salud y el gusto por los productos bio y eco, principalmente por la gran inversión en innovación que requieren.

Además nos hemos convertido en consumidores perezosos, por lo que el ‘ready to eat’ se impone, sin perder las apelaciones, a lo tradicional a lo artesano e incluso a lo divertido como la cerveza de ‘Pimiento de Padrón’ de Estrella de Galicia.

 Algunas de las últimas tendencias de la feria de este año, las comparto a continuación:

Nuevos Ingredientes, la avena:

Como ocurrió hace unos años con la soja, la avena será el nuevo maná de los veggies. Sucedáneos del yogur o batidos de cacao llevarán este nuevo componente.

Adiós a la carne:

Embutidos, quesos, hamburguesas, y un sinfín de productos vegetarianos para el nuevo consumidor, que no se fía de la producción cárnica, después de todos los escándalos de los últimos años y los avisos de la OMS.

0,0% en todo:

Se eliminan todos aquellos ingredientes ‘poco saludables’ como la sal, la azúcar, lactosa, alcohol. Lo más curioso me ha parecido la ginebra sin alcohol o la salsa mayonesa sin huevo.

Ecológico y Bio:

Se amplían y mucho las categorías con esta denominación, como son las leches de lactancia, papillas para bebés.

Más Gourmet:

Caviar de trufa liofilizado, aceite encapsulado, confeti de jamón, turrón liofilizado, polvo de trufa deshidratada, aceitunas encapsuladas (de Albert Adriá) o huevos cocinados a baja temperatura, son algunas de las ‘exportaciones’ de los grandes restaurantes o chef a los supermercados.

+ ready to eat:

Por fin un bocata de calamares congelado, para calentar y comer, o un tartar de cebiche de langostinos congelados, nos permitirán ahorrar tiempo en la cocina con gran variedad de platos.

Lo que está claro es que necesitamos mejorar nuestra alimentación. La OMS y la FAO recomiendan un mínimo de 400 gramos diarios de fruta y verduras. Sin embargo, su consumo en España descendió un 3,4% en pasado 2017. Asimismo, según la OMS, un consumo eficiente de estos alimentos podría contribuir a salvar 1,7 Millones de vidas, si se aumenta el consumo actual.

Deja un comentario

Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso