Sophia, el robot humanoide más avanzado del mundo

Siempre me han interesado las nuevas tecnologías y el futuro. Por eso, escribí “El Tsunami tecnológico” de Deusto (Planeta) un libro en el que hago un repaso sobre las tecnologías disruptivas que están surgiendo y van a cambiar nuestro mundo, para mejor, en las próximas décadas.

La semana pasada tuve la oportunidad de exponer mi visión a más de 500 empresarios en Málaga, en el congreso Andalucía Management. Desde aquí quiero felicitarles por la buena organización, y el placer de volver a experimentar un gran evento físico.

Una de las tecnologías disruptivas que más sedujeron, y con la que comparto esa pasión, son la robótica y la inteligencia artificial. Hace 10 años visité la Singularity University en Sillicon Valley y pude relacionarme con la robótica y los mayores expertos en la materia, como Ray Kurzweil. Entonces, tuve claro que esto no había hecho más que empezar.

Lo cierto es que esto es solo el principio de una gran revolución. Los modelos actuales son bastante torpes en su mecánica y apariencia humana, y a la IA (Inteligencia Artificial), aún le queda mucho camino por recorrer, para conseguir una interacción con los seres humanos 100% fluida.

Según la ley Moore, que predice que cada 2 años se duplica el número de transistores en un microprocesador, en 2024 un PC podrá tener aproximadamente la misma capacidad de procesamiento que el cerebro humano. Si a eso le sumamos los nuevos avances en lenguaje de programación como el GPT-3 de Open AI (compañía de AI fundada por Elon Musk), a nadie se le escapa que tarde o temprano, las máquinas van a superar al ser humano en multitud de facetas, o lo que a mí me gusta pensar, nos van a ayudar a hacer nuestro día a día más llevadero y sencillo.

Las aplicaciones son infinitas, pero a mí me gusta clasificarlas en 4:

  • Exoesqueletos: El más deseado. Robotizar partes del cuerpo humano, a personas con problemas de movilidad o falta de algún miembro.
  • Robot Industrial: El más extendido. Dotar de procesos robóticos, eliminando la mano del hombre, en tareas pesadas o mecánicas.
  • Robot pareja: El más polémico. Un mercado que no para de crecer y que pretende hacer compañía a los solteros/as del mundo.
  • Robot asistente: El más sorprendente. Sirve tanto para ayudar a nuestros mayores y hacerles compañía, como para ayudar en multitud de funciones en empresas y servicios.

En el apartado de Robots asistentes, he tenido la oportunidad de traer a España, a Sophia, un robot humanoide desarrollado por la compañía Hanson Robotics, con sede en Hong Kong. Está inspirada en la actriz Audrey Hepburn, tiene inteligencia artificial (IA) y procesamiento de datos visuales y reconocimiento facial. El software de inteligencia de Sophia está diseñado por SingularityNET. Es conceptualmente similar al programa de ordenador ELIZA, el cual fue uno de los primeros intentos para simular una conversación humana. Hanson diseñó a Sophia para ser una compañera adecuada para ancianos en residencia de personas mayores, o para ayudar a multitudes en parques o en grandes acontecimientos. Se espera que finalmente pueda interactuar con otros humanos suficientemente como para obtener habilidades sociales.

Lo que es cierto, que los 40 motores faciales, le dan una expresividad muy humana, y la conversación que se puede tener con ella, me sorprendió bastante, por la interacción que se generaba. Incluso el tacto de su “piel”, es muy similar al tacto humano (también consta de temperatura corporal).

Este robot no dejó a nadie indiferente. Haya donde va es portada de diarios y fuente de comentarios en RRSS. Por eso mismo es uno de los mayores Robots influencer del mundo con más de 150K seguidores en Instagram o Twitter. (@realsphiarobot)

Sin duda le queda mucho para ser un “espejo” humano, pero, sin duda, estamos viendo nacer una nueva revolución que no dejará a nadie indiferente.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso