¿Qué trabajos están en riesgo debido a la Covid-19 y a la automatización?

No es que el coronavirus esté provocando un aluvión de pérdida de puestos de trabajo, sino que, lo que este problema ha hecho es acelerar una transformación estructural de muchos sectores, que el tsunami tecnológico, tarde o temprano, habría desencadenado. Evidentemente, hay circunstancias, “atípicas” que están destruyendo puestos de trabajo, y que, con la mala gestión de los gobiernos de la pandemia, se agrava, pero en lo general lo que estamos viviendo en una aceleración de una revolución digital sin precedentes.

Es sorprendente ver cómo muchos negocios siguen sin digitalizarse o adaptarse a esta nueva realidad y, en cambio, continúan esperando la llegada de una vacuna salvadora que les haga regresar a un pasado que jamás volverá.

“Estamos viviendo en una aceleración de una revolución digital sin precedentes”

Como ejemplo, un restaurante en el confinamiento puso en funcionamiento un servicio de “delivery”, por supervivencia. Cuál fue su sorpresa, al ver que le fue de maravilla y, tras mucho sufrimiento, consiguió equilibrar las pérdidas del negocio. Al acabar el confinamiento, y volver a abrir el restaurante, cerró el servicio de delivery. ¡Qué pérdida de oportunidad! Al igual que este empresario, pocas compañías entienden la revolución tecnológica y su impacto en los cambios de hábitos de los consumidores. A la mayoría, esta pandemia les ha pillado por sorpresa, con muy poca digitalización y lo que es peor: no están aprovechando esta circunstancia para transformar o cambiar sus negocios y no están capitalizando las ventajas competitivas que les puede aportar las nuevas tecnologías.

El último informe de The Royal Society for Arts (RSA) confirma que hay claros indicios de que la pandemia está acelerando rápidamente el ritmo del cambio tecnológico. Algunas de las conclusiones son:

  1. Servicios sin contacto humano

    Las empresas podrían aumentar la automatización para minimizar la interacción entre trabajadores y consumidores y reducir el riesgo de contagio. Por ejemplo, ha habido un cambio hacia la hostelería y el comercio minorista «sin contacto». Amazon abrirá pronto su primera tienda sin cajero en el Reino Unido, mientras que los robots móviles han estado brindando servicios en las habitaciones a los huéspedes en hoteles de Hong Kong.

  2. Cambio en los hábitos de consumo

    Si bien es posible que las nuevas tecnologías se hayan introducido inicialmente por razones de salud y seguridad, algunas se quedarán, porque ofrecen a los consumidores experiencias más convenientes, agradables o asequibles. Las clases de ejercicio físico que se imparten en Zoom se pueden impartir de forma económica a un número mucho mayor de personas, lo que reduce la necesidad de tantos instructores de fitness, así como de limpiadores y personal de mantenimiento de edificios. El auge del comercio electrónico y las plataformas de entrega de alimentos creará más funciones de mensajería, a la vez que reducirá la cantidad de personal en tiendas.

  3. Robotización de procesos

    El distanciamiento social y otras medidas de protección aumentan el costo de los trabajadores en comparación con las máquinas, que pueden funcionar sin protección, no necesitan aislarse y no requieren de bajas por enfermedad. Este argumento es muy relevante en sectores como la industria, donde las empresas pueden necesitar una reestructuración para lograr la misma capacidad productiva con menos empleados.

    Es clave la altura de mira de los políticos para que incentiven esta transformación, a la vez que se garantice que todos los trabajadores puedan obtener o mantener el acceso a un buen trabajo, durante la pandemia y más allá.

  4. Riesgo/oportunidad por industrias

    No todas las industrias que se han visto afectadas por la pandemia, y no todas tienen el mismo grado de automatización. Algunas de las industrias más automatizadas se han protegido de los impactos de la pandemia y es posible que incluso se hayan beneficiado de la economía Covid-19:

    oportunidad de industrias

 

Este gráfico segmenta por industrias el impacto Covid-19 y la necesidad de automatización (también incluye datos sobre edad, género, ingresos y niveles de educación, para ilustrar cómo estas fuerzas podrían afectar a diferentes grupos demográficos):

  • Alto impacto Covid-19, alta necesidad de automatización: Hostelería, deportes, ocio, industrias manufactureras y construcción.
  • Covid-19 alto, necesidad de automatización medio-bajo.: Aerolíneas, turismo, artes creativas y entretenimiento, arquitectura, producción cinematográfica, museos y cultura.
  • Covid-19 bajo-medio, alta necesidad automatización. Producción de alimentos, el cuidado residencial, mensajería.
  • Covid-19 bajo, necesidad de automatización bajo. Investigación científica, salud y educación, empresas de tecnología.

A nadie se le escapa, a estas alturas de la pandemia, que las cosas tienen que cambiar, espero que todos tengamos la altura de miras para hacer de la mejor manera posible, mejorando los negocios para el futuro y, a su vez, protegiendo a los más perjudicados.

 

Inteligencia-artificial-y-empleo-2

 

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso