Vacaciones, ¿por fin?

Una de las muchas ventajas de vivir en España es la sana costumbre de desconectar unos días o semanas en agosto. Es cuando muchas personas aprovechan para hacer cosas que no hacen durante el año. Jugar con sus hijos, estar con la familia, leer un libro, hacer deporte, descansar, estar con los amigos, divertirse….

La palabra “vacaciones” deriva del latín vacans, participio del verbo vacare, que significa estar libre, desocupado, vacante (como un puesto de trabajo). Igualmente el sustantivo vacuus, que se refiere a estar vacío, desocupado, libre. O vacui diez, que traducido del latín significa días de descanso, así como Vacatio (-ionis), cuya traducción al castellano sería dispensa o exención.

Siempre me ha parecido sorprendente la dispersión de días de vacaciones en el mundo, y la poca correlación con su impacto económico. Desde España, Francia o Dinamarca, con el récord de 30 días de vacaciones al año, hasta Estados Unidos o Japón que, sin tener un mínimo establecido el máximo de media, está en torno a los 10 días.

vacaciones

Esto me lleva a una reflexión. ¿Por qué sólo hemos de estar 10, 20 o 30 días de vacaciones al año?

Esta misma semana obtuve la respuesta de forma natural. Un colaborador me preguntó cuántos días iba a tomarme de vacaciones este año y yo no supe qué responderle de primeras. Me puse a pensar qué haría de distinto este mes de agosto al resto del año y me di cuenta que a diferencia de reuniones con clientes, no ir al despacho (de lo poco que voy), y estar en un entorno distinto, yo seguiría haciendo exactamente lo mismo que hago el resto del año. Algo que, por cierto, es lo que me gusta: pensar en mi empresa, en mis clientes, en mi fundación, hacer deporte, estar con mis amigos y familiares, leer, estudiar, escribir, ir al cine, salir a cenar, hacer turismo….. Conclusión: estoy 365 días al año de vacaciones.

La mayoría de la gente relaciona vacaciones con “Felicidad” y eso es un terrible error. No concibo ser infeliz 11 meses al año y solo feliz 1. No me entra en la cabeza hacer solo durante unas pocas semanas al año lo que me gusta y el resto del año estar sufriendo. Simplemente no tiene sentido.

Yo considero que uno ha de trabajar en lo que le gusta y con la gente que le gusta, y equilibrar su vida para que le permita hacer aquellas cosas que le apasionan (hobbies, deportes, familia, amigos, ocio, lectura, viajes…..). La semana tiene 168 horas y de media trabajamos 40 horas. ¿No tenemos tiempo para estar como mínimo 128 horas de vacaciones a la semana (76% del tiempo)?

La vida es un estado de ánimo y hemos de luchar para que el máximo de tiempo posible seamos felices todos los días, incluso más que en “vacaciones”, haciendo lo que nos gusta además de nuestras obligaciones. De esta manera nuestros negocios, amigos y familiares se verán muy beneficiados.

Para los que aún solo hacéis 1 mes de vacaciones, que disfrutéis mucho. Para el resto, como yo, que sigáis disfrutando al máximo de la vida un mes más.

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso