20 tendencias de las “Finanzas Morales” para 2020

En 2020 viviremos un auténtico Tsunami del mundo financiero, como motor imprescindible en la economía, y por lo tanto como actor principal, en frenar los grandes problemas medioambientales y social que nos acechan. Aquí hay 20 tendencias a tener muy presentes, según un magnífico artículo de investigación publicado la semana pasada en el Financial Times:

  1. Hay que crear un estándar de medición de las políticas empresariales en ESG (Environmental, social and governance)

    Las finanzas verdes no pueden funcionar sin una contabilidad y auditoría consistentes. Pero, como advirtió el saliente gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, las compañías no han estado informando «de ninguna manera consistente» sobre cómo están manejando su transición hacia un futuro climático más volátil. El Sr. Carney y su amigo Michael Bloomberg cofundaron el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras relacionadas con el clima, o TCFD, pero la adopción del proyecto de divulgación voluntaria sigue siendo irregular.

    Europa hizo historia en diciembre al aceptar un sistema de etiquetado para finanzas sostenibles, pero su taxonomía no saltará el Atlántico en 2020: aunque la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. ha comenzado a analizar las políticas ESG de los fondos en 2019, parece reacio a adoptar la estandarización. Así que todos los ojos estarán puestos en el sector privado de Estados Unidos. La SEC decidió en diciembre permitir una propuesta para los accionistas en 2020 que exija la divulgación de la Junta de Normas de Contabilidad de Sostenibilidad, que muestra cómo las demandas de los inversores de ser informados sobre ESG están aumentando.

  2. Ha llegado la «década de los resultados»

    El año 2020 supone el comienzo de la llamada «década de los resultados» de la ONU, cuando se supone que el mundo debe alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible (ODS/SDG). Lamentablemente, el progreso es irregular, pero el espíritu de la época está cambiando. En 2019, los CEOs que una vez rechazaron a la ONU, han empezado a tener foco en finanzas responsables, negocios sostenibles y promesas basadas en ODS/SDG. Una pregunta en 2020 es cuánta acción tangible veremos de esto. Otra es si la ONU encuentra formas de movilizar capital privado para cerrar la brecha de financiación de los 3 billones de dólares al año, animando a los inversores privados. Este es el momento de usar dinero público o fondos filantrópicos para garantizar proyectos de riesgo en impacto social, y que de esta manera atraiga más fondos privados. Este concepto se ha utilizado de manera modesta durante mucho tiempo, pero 2020 podría ser el año en que realmente despegue.

    Finanzas-morales-Merca2

  3. El año del «bono verde»

    A los banqueros les gusta decir que 2020 será el «año del verde». Un gran cambio reciente es que los financieros ya no están trabajando solo con distinciones crudas entre bonos y préstamos «verdes» y «marrones», sino mirando la dirección del viaje del marrón al verde. Más específicamente, hay una nueva moda para crear instrumentos que recompensen a las empresas que mejoren sus métricas de sostenibilidad, incluso si todavía no son realmente «verdes». Enel ayudó a lanzar la tendencia en 2019; y en 2020 seguirán otras numerosas.

  4. El poder de los universitarios

    Las campañas de desinversión de combustibles fósiles se intensificaron en 2019 y se acelerará en 2020, especialmente gracias a los universitarios. Las protestas climáticas dirigidas por jóvenes, del verano pasado se han trasladado a los campus, donde los activistas están adoptando nuevas tácticas para impulsar las dotaciones universitarias para que sean libres de combustibles fósiles. Harvard es un buen ejemplo. La facultad de Harvard pronto votará sobre una moción de desinversión similar a la aprobada por la Universidad de California. Si los esfuerzos de los activistas funcionan, se esperan medidas similares en otras universidades de los Estados Unidos.

    Finanzas-2-morales-Merca2

  5. ¿Hasta dónde llegará la aversión a los combustibles fósiles de los bancos?

    Goldman Sachs ganó el aplauso de los grupos de defensa del medio ambiente en diciembre pasado por anunciar que había dejado de financiar nuevas centrales eléctricas de carbón a menos que tengan tecnología de reducción de emisiones de carbono. El mismo mes, Standard Chartered se comprometió a reducir su exposición a los clientes de carbón para 2030 y Crédit Suisse dijo que dejaría de financiar nuevas centrales eléctricas de carbón. Pero las preocupaciones sobre el calentamiento global no impidieron que Crédit Suisse, Goldman Sachs y otras dos docenas de bancos suscribieran la oferta pública inicial masiva de Saudi Aramco. En 2020, ¿los compromisos de los bancos para luchar contra el calentamiento global irán tan lejos como lo permitan sus accionistas.

  6. ¿El año en que el PRI (Principios para la Inversión Responsable) se pone serio?

    Los Principios para la Inversión Responsable respaldados por la ONU han enfrentado críticas por ser demasiado laxos. Esto podría cambiar en 2020. Este junio, el PRI comenzará a expulsar a los signatarios que no cumplan con ciertos estándares de inversión sostenible. Es poco probable que esto silencie a los críticos, ya que los requisitos mínimos son, según la propia admisión del PRI, fáciles de cumplir. Pero es un paso en la dirección correcta, y solo el comienzo, según la directora ejecutiva Fiona Reynolds. Al hacer que los requisitos del PRI sean fáciles de cumplir al principio, el grupo ha contratado a más de 2.000 inversores y se ha convertido en una especie de estándar de facto en la industria de gestión de inversiones. Ahora, si los administradores de activos se retiran de sus compromisos, corren el riesgo de perder negocios de clientes con mentalidad sostenible. Eso debería permitir que el PRI aumente los estándares sin temor a perder signatarios. Será interesante ver si se mueve tan rápido para hacerlo.

  7. Los bancos luchan contra ESG para atraer a los millennials ricos

    En su presentación del día de los inversores en diciembre, Crédit Suisse anunció una serie de talleres de inversión de impacto centrada en maximizar el impacto y construir carteras sostenibles. El objetivo principal son los clientes privados de próxima generación. Hay una batalla entre los bancos para ganar y retener a los millennials ricos. Este grupo demográfico no solo está superando a los baby boomers como el segmento de población más grande, sino que se preocupa más que los grupos de más edad por la inversión sostenible. Los bancos están luchando para satisfacer sus necesidades, conscientes de que, si no lo hacen, los millennials llevarán sus ahorros a un competidor más ecológico. En diciembre, Liesel Pritzker Simmons, heredero de la acaudalada familia Pritzker, dijo que las oficinas familiares se están uniendo para presionar a los bancos para que dejen de negociar con el carbón. La inversión sostenible no es solo para los jóvenes o los mega ricos. En 2020 deberíamos ver algunas grandes campañas respaldadas por celebridades que tienen como objetivo impulsar los ahorros y las pensiones del público en general en productos financieros sostenibles. Londres, la cuna de Live-Aid, parece preparada para tomar la delantera.

  8. ¿El Reino Unido liderará el mundo en iniciativas ecológicas?

    El Brexit dominó los titulares del Reino Unido en 2019, desatando polarización. Sin embargo, hay un punto en el que casi todos los partidos políticos del Reino Unido ahora están de acuerdo: la necesidad de respaldar iniciativas ecológicas y negocios más sostenibles. Esto se exhibirá cuando el Reino Unido organice la próxima ronda de negociaciones climáticas en Glasgow a finales de este año. Pero a fines de 2019, los reguladores del Reino Unido anunciaron nuevas reglas que obligarán a los bancos a cumplir con las divulgaciones ecológicas, y se supone que el gobierno acelerará los esfuerzos para alcanzar objetivos netos cero en 2020. Entidades público-privadas como el Green Finance Institute en la ciudad de Londres están acelerando este impulso. Todos los ojos están puestos en si Gran Bretaña seguirá participando en las iniciativas climáticas de la UE después del Brexit, y si las promesas verdes de Boris Johnson están a la altura de las expectativas.

    Finanzas-3-morales-Merca2

  9. Juegos Olímpicos de Tokio: ¿un festival verde o desastre de relaciones públicas?

    Japón también competirá por aplausos verdes en 2020, especialmente cuando Tokio sea sede de los Juegos Olímpicos desde finales de julio hasta principios de agosto. El país ha adoptado con entusiasmo los símbolos y objetivos de los ODS de la ONU y la administración de Abe espera utilizar los Juegos para mostrar su liderazgo en sostenibilidad.

  10. China, ¿el líder de ESG?

    China es otro país para observar en 2020. El país solía ser un rezagado de ESG pero en diciembre, la Bolsa de Valores de Hong Kong anunció nuevos requisitos de divulgación de ESG para sus compañías que cotizan en bolsa a partir de 2020 y se espera que las bolsas de valores de Shanghai y Shenzhen sigan a Hong Kong este año. China ya es un líder mundial en la emisión de bonos verdes. Muchos bancos occidentales dicen que las divulgaciones de sus bonos no explican cómo se utilizarán las ganancias con fines ecológicos. Pero la presión está aumentando para una mejor divulgación, ya que en 2020, China buscará simultáneamente aumentar las inversiones extranjeras y reducir la contaminación y los fondos de pensiones europeos con grandes bolsillos exigirán acciones antes de invertir.

  11. ¿Veremos alguna vez un mercado global de carbono?

    Los negociadores internacionales del clima que no lograron establecer un régimen internacional de fijación de precios del carbono, después de Madrid, tendremos otra oportunidad en la COP 26 de Glasgow este año. Pero todavía hay obstáculos importantes que podrían amenazar los esfuerzos para implementar un esquema de precios internacionales como se describe en el acuerdo de París. Un problema es ¿qué pasará con los antiguos créditos de los países obtenidos bajo el «Mecanismo de Desarrollo Limpio» del protocolo de Kyoto? Los ambientalistas esperan que estos se vuelvan redundantes, ya que el sistema MDL ha sido criticado por «no proporcionar reducciones de emisiones reales, medibles y adicionales». Pero los países que poseen esos créditos son reacios a entregarlos de forma gratuito.

  12. Un foco de atención sobre la biodiversidad

    Este año, se espere escuchar mucho más sobre la importancia de la biodiversidad y lo que la comunidad financiera puede hacer para evitar que los humanos eliminen otras especies fuera del mapa. La ONU ha destacado el problema en dos de sus ODS (# 14 – vida debajo del agua y # 15 – vida en tierra) y ha programado una cumbre de biodiversidad en China a fines de 2020. El tema está estrechamente relacionado con el cambio climático, pero hasta ahora no se ha destacado a menudo como una amenaza material para las empresas y los inversores. Eso podría cambiar pronto a medida que los inversores comiencen a tener en cuenta el riesgo que representan para las empresas que dependen de la biodiversidad, en áreas como alimentos, materiales o medicamentos, y la posible amenaza de regulación que podría penalizar a las empresas que contribuyen a la extinción.

  13. ¿Qué pasa con los trabajadores? El mensaje de las protestas francesas de ‘gilets jaunes’ de Francia

    “Gilets jaunes” explotó en 2019 y finalmente obligó al presidente Emmanuel Macron a deshacerse de los impuestos al combustible que habían sido diseñados para reducir las emisiones. Sin embargo, en 2020, Macron no será el único líder preocupado por cómo cuadrar las políticas de cambio climático con preocupaciones políticas sobre la desigualdad y el impacto a los trabajadores. Preocupaciones similares acechan gran parte de la Europa continental y USA. Afortunadamente, se están avanzando algunas ideas de política: el ex presidente ejecutivo de Unilever, Paul Polman está pidiendo una «transición justa» que promueva el crecimiento inclusivo para los trabajadores junto con la protección del medio ambiente.

  14. Ventaja de adaptación

    El principal mantra de la reforma climática en el sector financiero en 2019 fue cómo frenar el calentamiento global. Espera ver un nuevo énfasis en 2020 en la «adaptación» o un reconocimiento de que los efectos del calentamiento global ya están aquí, y el sector financiero ahora debe ayudar a los prestatarios o las empresas a adaptarse.

    Las agencias de calificación crediticia han liderado este cargo y han rebajado la calificación de los prestatarios cuya capacidad para pagar sus deudas probablemente se vea afectada por problemas ESG, pero aún es temprano. Cuando los inversores comienzan a observar de cerca cómo ciertas propiedades o empresas están (o no) preparadas para los riesgos relacionados con el clima que ya son visibles, podría significar un cambio masivo en la forma en que se valoran estos activos. Prepárate para ver algunas pérdidas proyectadas espeluznantes….muy pronto.

    Finanzas-4-morales-Merca2

  15. El nuevo mercado de bonos de $ 100 billones bajo su propio riesgo

    Con su insaciable apetito por los bonos verdes, los inversores de deuda no son ajenos al mundo ESG. Sin embargo, a menudo se pasan por alto en comparación con los inversores de capital que presionan públicamente a las empresas para que limpien sus actos. Esto es comprensible hasta cierto punto: los propietarios de bonos no tienen derechos de voto por poder. Pero eso no significa que aún no puedan arrojar su considerable peso. Ha habido un aumento incremental en la atención a ESG por parte de los tenedores de bonos. El verano pasado, Hiro Mizuno, director de inversiones del Fondo de Inversión Gubernamental de Pensiones de Japón de 1.6 billones de dólares, pidió a los prestamistas y tenedores de bonos que hagan más para comprometerse con las empresas en ESG. Y Pimco, uno de los mayores inversores de bonos del mundo, lanzó en diciembre su primer fondo dedicado a combatir el cambio climático. Además de los bonos verdes, el fondo buscará empresas que demuestren «enfoques innovadores para la sostenibilidad ambiental». Con las enormes sumas de dinero involucradas en el mercado de bonos, este tipo de acción podría comenzar un efecto bola de nieve en 2020.

  16. El papel de Big Tech en la transición de energía limpia

    Si el mundo va a hacer una transición a una economía libre de carbono, tendremos que cambiar nuestros hábitos de consumo de energía. Pero eso no solo significa apagar las luces: 2020 podría ser el año en que comencemos un debate sobre el uso de inteligencia artificial y tecnología inteligente para el hogar para ayudar a las personas a optimizar el despliegue de energía renovable. Esto es muy necesario. Un problema con la energía renovable es que se genera de manera intermitente, cuando hace sol o viento, y no se puede almacenarse fácilmente. Peor aún, el consumo de energía tiene lugar (y tiene un precio) sin conexión al suministro. En teoría, la IA debería ser capaz de sincronizar las cosas para que se use más energía al mismo tiempo que se genera energía renovable, y tal vez incluso con un precio que coincida con la oferta y la demanda. La introducción de estas reformas podría ser controvertida, dada la creciente preocupación por la privacidad y el poder de monopolio entre gigantes tecnológicos como Amazon, Google, Facebook y Apple. Pero a medida que aumenta la presión para desplegar fuentes de energía renovables, este debate se volverá más importante.

  17. California pone a prueba la postura de las empresas sobre los derechos de los trabajadores y la privacidad del consumidor

    Las empresas californianas en 2020 se alinearán directamente con el ODS #8 de la ONU, que promete «trabajo decente para todos«. El día de Año Nuevo entró en vigencia una nueva ley que hace que sea mucho más difícil para las empresas clasificar a los trabajadores como contratistas independientes frente a los empleados que tienen derecho a salarios mínimos, horas extras y otros beneficios. Uber y Postmates han demandado al estado de EE. UU. para que detenga la ley, conocida como Proyecto de Ley “Assembly Bill 5”. La ley de privacidad del consumidor de California también entra en vigencia el 1 de enero. La ley exige que las compañías que les digan a los clientes qué información personal han recopilado y permite que los consumidores soliciten que esta información se elimine. Las grandes compañías tecnológicas, desde Amazon hasta ZipRecruiter continuarán presionando en 2020 para debilitar la ley….

  18. Más allá de la carne…

    Las imágenes aterradoras de los bosques amazónicos en llamas en 2019 marcaron otro revés en la batalla para frenar el calentamiento global y la demanda insaciable de carne de res fue atribuida a la causa de los incendios. Pero la industria de la carne también ofreció una fuente de esperanza para la sostenibilidad. Según Morgan Stanley, la cantidad de tiendas minoristas que venden hamburguesas vegetarianas aumentó a 20,000 en junio de 2019 desde 5,000 en diciembre de 2017. Los ingresos de la compañía se incrementaron más del triple a 107 millones de dólares a principios de este año a medida que el precio de sus acciones se disparaba. Los competidores están compitiendo para llevar productos de proteínas alternativas a los platos de los comensales. En 2019, Nestlé presentó una hamburguesa de proteína de guisante amarillo, Hormel Foods presentó su marca «Happy Little Plants» y Tyson Foods anunció pepitas aisladas de proteína de guisante. A medida que las proteínas alternativas se vuelven omnipresentes, 2020 debería ser el año en que los comensales puedan casualmente combatir el cambio climático con comidas sabrosas.

  19. ¿Cambian los republicanos su posición sobre el cambio climático?

    En 2019, la administración de Donald Trump hizo que la mayoría de los grupos ambientalistas se desesperasen: el presidente comenzó formalmente a retirar a los EE. UU. del acuerdo climático de París y se movió para deshacer muchas de las protecciones ambientales que su predecesor Barack Obama había introducido. Sin embargo, una pregunta intrigante para 2020 es si Trump podría suavizar su postura. Hay pocos indicios de esto en Washington, pero el partido republicano ya se está dividiendo en el estado de Florida propenso a las inundaciones y hemos visto crecientes signos de activistas que alientan a las empresas a utilizar sus dólares de cabildeo para impulsar a los políticos en direcciones más ecológicas. No esperes que Trump se apresure a volver al acuerdo de París, pero algunos de los congresistas de su partido pueden doblegarse si sus donantes los alientan.

    Finanzas-5-morales-Merca2

  20. ¿Y tú ¿Qué vas a hacer con tus finanzas?

    Tanto si eres un inversor, un ejecutivo o simplemente un humano, ¿qué vas a hacer con tu capacidad financiera, para que nuestro mundo sea un mundo mejor?

    Fuente: Financial Times

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso