El tsunami del Bitcoin

“Bitcoin usa tecnología peer-to-peer o entre pares para operar sin una autoridad central o bancos; la gestión de las transacciones y la emisión de bitcoins es llevada a cabo de forma colectiva por la red. Bitcoin es de código abierto, su diseño es público, nadie es dueño o controla Bitcoin y todo el mundo puede participar. Por medio de sus muchas propiedades únicas, Bitcoin permite usos interesantes no contemplados por ningún sistema de pagos anterior”. Esta es la tarjeta de presentación del fenómeno Bitcoin, que es noticia después de una revalorización de más del 350% en los últimos 12 meses.

¿Qué es exactamente ES Bitcoin?

Para empezar, Bitcoin es una moneda digital. El valor actual de un bitcoin es de aproximadamente 31.000 €. Puedes comprar cosas con Bitcoin, vender cosas por Bitcoin e intercambiar Bitcoin por otras monedas (y viceversa).

En esencia, Bitcoin es una moneda inteligente, diseñada por ingenieros con visión de futuro. Elimina la necesidad de bancos, prescinde de las tarifas de las tarjetas de crédito, las de cambio de divisas, las de transferencia de dinero y reduce la necesidad de abogados en las transiciones … Todo lo bueno.

Lo más importante es que es una «moneda exponencial» que cambiará la forma en que pensamos sobre el dinero. De la misma manera que el correo electrónico cambió la forma en que pensamos en el correo. (¿Puedes recordar la vida antes del correo electrónico?)

Bitcoin sigue las leyes del Tsunami tecnológico y las tecnologías disruptivas:

  1. Bitcoin es dinero digitalizado, es una moneda global, puramente digital. Cada bitcoin se negocia, gana, vende, intercambia y compra en el ciberespacio. Por esta razón, está viviendo de la ley de Moore y saltando sobre la curva exponencial.
  2. El software de Bitcoin se lanzó al público en 2009 y durante los primeros años creció en su fase engañosa. Pocos lo oyeron, pocos lo usaron y lo aceptaron. Pero con innumerables nuevas empresas de cripto que ofrecen billeteras universales y activos digitalizados en los últimos años, Bitcoin es más accesible que nunca. Su fase engañosa ha terminado.
  3. Bitcoin se encuentra ahora en medio de su fase disruptiva, donde tanto su aceptación como su valor están explotando. Los tres intercambios de criptomonedas más grandes a nivel mundial (Binance, Huobi y Coinbase) tienen decenas de millones de usuarios y cientos de miles de millones de dólares en volumen de operaciones combinados.
  4. Bitcoin está eliminando el uso de dinero físico (billetes y monedas) e incluso tarjetas de crédito. Pero más que eso, también está dejando en desuso la necesidad de bancos centrales, abogados y casas de cambio.
  5. Bitcoin elimina a los intermediarios (bancos, abogados, bolsas) y desmonetiza el costo de las transacciones. Tarifas más bajas. Hace que sea más barato usar, distribuir y compartir dinero.
  6. Bitcoin hace que el acceso al capital esté disponible para todos, donde no hay bancos, cajeros automáticos ni proveedores de tarjetas de crédito. En última instancia, a medida que avanzamos (en los próximos 3 años) a un mundo de 8 mil millones de humanos conectados digitalmente, Bitcoin pone la moneda a disposición de cualquier persona con conexión a Internet.

 

“La criptomoneda ha alcanzado niveles récord este año y está en camino de desmaterializar, desmonetizar y democratizar nuestra sociedad”

 

La evolución de Bitcoin y cómo continuará su disrupción

FASE 1 : El período 2009 a 2011 fue la «Fase de experimentación» temprana para bitcoin (es decir, engañosa). Aquí, el software se lanza al público y la mayoría de los tecnólogos y piratas informáticos comenzaron a jugar con el código. Durante esta fase, todavía no hubo valor aparente para la moneda. La minería de bitcoins era fácil y podía hacerlo una sola persona en una MacBook o PC.

FASE 2 : 2011 marcó el comienzo de la “Fase de adopción temprana” (aún engañosa). El valor pasó de menos de $ 1 a más de $ 30 y luego se desplomó. Esto estimuló a la primera generación de empresas de Bitcoin a construir una infraestructura básica: carteras, procesadores comerciales, operaciones mineras, intercambios, etc. (es decir, las primeras interfaces de usuario).

FASE 3 : 2012 hasta mediados de 2014 marcó el comienzo de la «Fase de capital de riesgo». Gente como Marc Andreessen (Netscape), Google Ventures, Benchmark y otros comenzaron a invertir en empresas de generación 2 de Bitcoins. En 2018, el capitalistal riesgo invirtió 1.300 millones de dólares en empresas de block chain (como Bitcoin), y miles de empresas de bitcoins han recibido financiación desde entonces.

FASE 4 : La «Fase disruptiva» comenzó en 2014 cuando Wall Street ingresó al mercado de Bitcoin. Aquí comenzamos a ver el dinero institucional reconociendo las monedas digitales como una clase de activo. Comenzaron a comercializarlo, invertirlo y crear productos a su alrededor. En 2020, instituciones como Fidelity y PayPal lanzaron fondos Bitcoin, y empresas como Square y Microstrategy incluso han comenzado a comprar Bitcoin con su propio capital. Con la entrada de estos jugadores más grandes, Bitcoin se ha vuelto más regulado y se está alejando de las manifestaciones frenéticas y la inestabilidad observada en sus fases anteriores.

FASE 5 : Finalmente, está comenzando la “Fase de adopción masiva del consumidor global”. Aquí es donde Bitcoin se convierte en un jugador importante en la economía global. El año pasado, JPMorgan lanzó la primera criptomoneda respaldada por un banco de EE. UU., la «JPM Coin», legitimando aún más la tecnología. También se espera que Goldman Sachs lance pronto su propia moneda. A medida que los consumidores sienten que es fácil, seguro y protegido usar Bitcoin, comienza el crecimiento exponencial de la tecnología.

Y el año pasado, Bitcoin cuadruplicó su valor. Más de 11,9 millones de transferencias (de <$ 1,000 en bitcoins) a billeteras personales ocurrieron en 2020, frente a aproximadamente 9.1 millones en 2017. La criptomoneda ya ha alcanzado niveles récord este año y está en camino de desmaterializar, desmonetizar y democratizar nuestra sociedad.

Sin duda estamos frente a una revolución como hemos vivido en la música, la prensa, las comunicaciones, etc…

 

Fuente: Diamandis

Deja un comentario

¿Te ha gustado? Comparte este contenido
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Más artículos

Te puede interesar...

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.

Usamos Sendinblue como plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para enviar este formulario, consiente que la información proporcionada sea transferida a Sendinblue para su procesamiento de acuerdo con sus términos de uso